¿Decirle a tu amiga que no es el indicado?

Decírselo o no... cómo, cuándo y dónde

Imprimir Enviar

Por: María José Rubio Álvarez

Sin duda, este es un tema muy delicado y difícil de tratar; sobre todo, cuando se trata de una amiga cercana. Probablemente muchas de ustedes se han encontrado en la situación en que una de sus amigas ya está comprometida y hasta organizando su boda y ustedes están seguras de que su futuro esposo no es el indicado, ni mucho menos el hombre de su vida. Te ayudamos con algunos consejos de lo que deberías de hacer antes, decidir si decirle o no y cuándo y dónde hacerlo. 


Cuando sí y cuando no


Antes que nada tienes que estar segura de lo que dices y tener argumentos razonables. "Una corazonada" no es razón válida para decirle a una amiga que no se case con su prometido. Sabemos que hay veces que un hombre nos da mala espina, pero no podemos dejarnos llevar por eso. En cambio, si tú sabes algo de él que lo hace mal partido, no dudes en consultarlo con tu amiga. Sobre todo si es algo malo que haya hecho a sus espaldas. Otro argumento podría ser que él trate mal a tu amiga o que reaccione de manera agresiva hacia ella. 


Consecuencias


También es muy importante que sepas lo que implica decirle que la persona con la que se va a casar no es la correcta. Esto podría resultar a muchas cosas. Por un lado, ella podría tomarlo bien, agradecerte que te preocupes por ella, pero aún así decidir seguir adelante con la boda. En este caso no deberías insistir más, porque entonces podría convertirse en una amistad perdida. Si está segura, incluso después de que tú dudaras, es porque sabe lo que quiere


Por otro lado, tu amiga podría tomarlo muy mal y como una ofensa. Esto podría llevar a una fuerte discusión e incluso a una pérdida de la amistad y esto te causaría muchos problemas; por supuesto, puedes olvidarte de tu invitación a la boda. 

Cómo decirlo


En cuanto a sus reacciones, tu forma de decirlo influirá mucho en ella. Tienes que tener mucho tacto y simpatizarte con la situación. Obviamente, debes ser clara y directa, para evitar malentendidos; pero sin dejar de lado el corazón de tu amiga.


Empieza con cuidado
, diciéndole lo importante que su felicidad es para ti, que quieres lo mejor para ella y que esperas que entienda lo que tratas de decirle. Tampoco abuses de la introducción, porque entonces va a querer detenerte antes de que siquiera empieces con lo importante.


Después, explícale tus argumentos y tus razones, una por una, con calma y dándole tiempo de que asimile lo que le dices. Una vez que termines, es tu turno de escucharla y dejarla reaccionar como le sea necesario. 


Cuándo decirlo


Finalmente, también es sumamente importante decidir cuándo y dónde debes decirle. Primero, asegúrate de expresar tus dudas con mucho tiempo de anticipación a la boda; no puedes aventar la bomba unas semanas o días antes. Aunque suene exagerado, deberías planearlo con tiempo, mientras más anticipado a la boda, mejor. Háblale y dile que la invitas a tu casa por un café; no querrás armar una escena en su restuarante favorito en caso de eso suceda, o que se suelte a llorar en el spa.


La mejor opción es un lugar donde tengan privacidad y en el que ambas se sientan cómodas. Además, cuando la invites, no deberías dar ninguna señal de que lo que quieres tratar es serio y delicado; esto podrá estresarla e impulsarla a que su cabeza piense lo peor. 


Sabemos que es una situación difícil, tanto para tí, como para tu amiga; entonces traten de llevar el asunto con cuidado y sin olvidar su amistad. Recuerden que las amigas van antes que los hombres. ¡Ojalá estos consejos les hayan ayudado!

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos