Cómo hacer posible el matrimonio gay en todo México

A pesar de no ser legal en todos los estados, hay una forma de conseguirlo en todos.

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

El 9 de noviembre de 2016 la Cámara de Diputados rechazó la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para permitir y homologar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en México y aunque esta resolución dificulta la unión igualitaria, no la hace imposible. Entonces, ¿cómo se puede lograr? A través de un amparo.


La Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una jurisprudencia en la que determinó que no existen motivos constitucionales para no reconocer el matrimonio entre parejas homosexuales. En ella argumentó que no se les puede excluir de la institución matrimonial pues eso sería no solo un acto discriminatorio sino una ofensa a su dignidad como personas y a su integridad.


¿Qué hacer ante la negativa del Registro Civil?


Si al solicitar al Registro Civil la celebración de un matrimonio igualitario se obtiene un no por respuesta, la pareja debe promover un amparo indirecto ante el Juzgado de Distrito por la contravención a sus derechos humanos de igualdad y no discrimación protegidos por la Constitución.


Los artículos que garantizan tus derechos


Los artículos 1º y 4º establecen en esencia, que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y tratados internacionales. Pero más importante aún, prevé las interpretaciones a favor de la persona, de las normas relativas a los derechos humanos y obliga a las autoridades a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.


Asimismo, prohibe la discriminación por origen étnico, género, edad, discapacidades, condición social, religión, opinión y preferencias sexuales. De esta manera, podemos decir que al tratarse de autoridades, los Oficiales del Registro Civil deben respetar el derecho de las personas a contraer matrimonio y a no discriminarlos por sus preferencias sexuales.


Por otro lado, el artículo 24º establece que todos somos iguales ante la ley y aplicando este precepto al matrimonio igualitario se puede decir que si las parejas heterosexuales tienen derecho a casarse, entonces las parejas homosexuales también tendrían ese mismo derecho.


¿Y si la constitución local establece el matrimonio como unión entre hombre y mujer?


Algunos estados no han modificado sus códigos civiles y definen el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. Por ejemplo, Veracruz:

“Artículo 75.- El matrimonio es la unión de un solo hombre y de una sola mujer que conviven para realizar los fines esenciales de la familia como institución social y civil.”


Para estos casos, la Corte señala que las leyes que usan estas legislaciones para hacer alguna distinción se ven afectadas por presunción de inconstitucionalidad.


¿Entonces sí?


Si la SCJN ya declaró el matrimonio igualitario como constitucional y la Constitución es la Carta Magna de nuestra nación, todas las leyes están supeditadas a ésta y no pueden contradecirla.


¿Qué pasa después de la demanda de amparo?


El Juez de Distrito deberá conceder el amparo en beneficio a la pareja que lo presenta. De esta manera, la negativa del Registro Civil queda anulada y se debe celebrar el matrimonio de quienes lo solicitan.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos