¿Cómo elegir el ramo perfecto para tu boda?

Nupcias_Ramo_Boda

No hay accesorio que exprese mejor tu personalidad y la esencia de tu enlace.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Quizá te sientes indecisa con respecto al tipo de ramo que quieres llevar. Esto es completamente normal, pues las posibilidades son, afortunadamente, infinitas. Sin embargo, para ayudarte a elegir, te detallamos las últimas tendencias, las formas que mejor te harán ver según tu complexión, así como los estilos de ramos ideales para cada contexto.

 

¿Recuerdas cuando el ramo de novia era forzosamente blanco? Pues eso es cosa del pasado. La diseñadora Edith Guzmán, afirma que ahora es el color el que dicta el paso en las tendencias y que el tradicional ha caído en desuso, con excepción del que sea ofrenda para la Virgen. Si aún así prefieres lo clásico, no hay problema: puedes agregarle toques de color a uno blanco o detalles en blanco a uno de tonos vibrantes y saturados, que son los que están en boga. 

Otra tendencia muy marcada es lucir arreglos florales de aspecto y textura súper natural. También puedes pedir a tu florista que te ayude a confeccionar tu tocado a juego con el ramo, agregando pedrería, cristales o plumas para lograr un look muy sofisticado.

 

 

¿Cómo es el ramo de tus sueños?


Hay cuatro tipos principales: el más tradicional es el bouquet, que tiene forma de bolita; en cascada, que como su nombre lo indica, se compone de varias secciones de flores que caen y puede ser tan largo como se desee; el que se lleva en los brazos “como un bebé”, que tiene una forma más bien vertical y consiste en un atado de flores, de alcatraces, por ejemplo, las cuales se deben cargar hacia arriba para que luzcan.

Por último, está el más original que es el asimétrico. Éste se ve “despeinado”, como si se hubieran cortado y juntado las flores de manera espontánea, pero en realidad es cuidadosamente pensado y elaborado por el florista.


 

Un sutil equilibrio 


A la hora de escoger tu ramo debes tomar en cuenta tu estatura, complexión y el estilo del vestido. Así determinarás la forma y el tamaño que te harán lucir perfecta. Si eres alta y espigada puedes darte el lujo de llevar un ramo en cascada muy largo; por el contrario, si eres más bajita y deseas llevar uno de esa misma forma, tendrá que ser más corto y ligero, con un follaje sutil, como el cebollín, que crea el efecto de caída sin hacerte parecer más pequeña.

Siempre debe existir un equilibrio entre el tamaño y la forma del ramo y la estatura y figura de la novia a fin de obtener un resultado armonioso, que resalte tus cualidades en vez de subrayar tus defectos. 

Tips florales

 

Lleva un ramo diferente al de las damas y que tampoco sea del color de su vestido, no olvides que la que debe resaltar eres tú. Pide al florista que realice el atado con el mismo cuidado con el que realiza el arreglo. Si quieres conservar tu ramo de novia puedes solicitar que lo elaboren con flores rehidratadas; las rosas son las que se ven más naturales. 

 

Sorprende a tus invitadas: pueden confeccionarte un ramo para aventar que al momento de lanzarlo se divide en cinco ramitos pequeños.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos