Coffe trucks, el nuevo básico de las bodas trendy

Ahora, el café también se viste de gala para ser un invitado de honor el día de tu boda.

Imprimir Enviar

Por: Marck Gutt

Mientras que los menús moleculares, los banquetes alternativos y las junk bars evolucionan para hacer de las nupcias verdaderos festines, el café que se sirve a la hora del postre y en la tornamesa parece no haber cambiado en un siglo. Y eso no es precisamente un cumplido. Si los food trucks son los invitados de honor en los enlaces más propositivos y hemos visto pasteles más detallados que la Gioconda desfilar con decorados perfectos, ¿por qué todavía ese americano quemado que, más por inercia que por gusto, nos acompaña en las bodas?


Quizás en las celebraciones de hace unas décadas algo tan simple como una taza de café era lo de menos, pero tampoco existía una tendencia generalizada de salir a la calle en busca de granos orgánicos, infusiones preparadas con chemex y latte con leche de almendra. Y si para el gran día la intención es que todo sea perfecto, algo tan básico no tendría porque ser la excepción. Con este principio y la misión de llevar a los eventos una bebida de calidad sin perder el estilo, nació un grupo de profesionales que se distingue por presentar esta ingeniosa alternativa, que además de un buen detalle para los invitados, puede ser parte esencial de la decoración de tu fiesta.


Una gran idea


Natalia Musacchio no es una empresaria experta en el arte de hacer café. Su historia, más bien, es la de una novia a cuya propia boda convirtió en emprendedora. Entre la elección de banquetes, vestidos y arreglos florales, se encontró con esta inquietud: ¿por qué todos nos tomamos cada vez más en serio el origen y preparación de esta bebida, pero en las celebraciones es el mismo café de siempre?


Así nació Café con Ruedas, un proyecto que resulta de veintenas de catas de café mexicano, varios meses de perfeccionar el arte de preparar una onza de expreso en 27 segundos (el tiempo estandarizado para un producto óptimo) y la genialidad de un carrito que, con todo el estilo, pretende poner fin a la era del café aguado en las bodas. Ofrece preparación artesanal, mezcla de origen 100% mexicana, bebidas ilimitadas e, igualmente importante, precios con los pies en la tierra. Los granos provienen de Chiapas, Oaxaca y Veracruz, y con ellos se preparan lattes, capuchinos, americanos y expresos con sus diferentes variaciones. La leche puede ser entera, deslactosada, descremada o de soya, y también incluye una variedad de descafeinado. Y aunque esas son las opciones básicas, —a las que también se puede sumar una barra fría que incluye frapés y shaked carajillos—, una de las principales ventajas del carrito es que todos los servicios son personalizables. Por ejemplo, si una pareja quiere que todo el menú de su boda sea vegano, se puede optar sólo por leches de origen vegetal. O si prefiere que los vasos o las mangas tengan un sello, una impresión con sus iniciales o algún otro mensaje, también se puede incluir.


Café


Foto: cortesía Café con Ruedas


Tazas para todos

A la propuesta de Café con Ruedas se suman otros servicios similares, como Oromo, una barra con acabados de madera y acero, la cual se adapta perfecto a todo tipo de ambiente, gracias a su funcionalidad y diseño bien pensado. Brinda un café con un estilo súper clásico que sirve granos orgánicos de altura chiapanecos, además de tizanas y panadería recién horneada, como waffles holandeses, galletas, panqués, entre otros. También encontramos Sitio Café, que con su carrito de madera y café oaxaqueño, que proviene de más de 500 pequeños productores de Oaxaca, pone especial énfasis en servir granos con certificación orgánica. Su menú está constituido por las más clásicas y conocidas recetas de café y otras de su creación e imaginación.  


Café-Oromo


Foto: Cortesía Oromo


Haz del café un protagonista



Lo más importante de este servicio es que las parejas puedan agregarlo en su fiesta como un plus, sin tener que salirse de un presupuesto fijo o gastar cantidades exorbitantes de dinero. Una propuesta así resulta ideal para los eventos nocturnos, pues la cafeína ayudará al DJ a mantener a todos bailando; también en enlaces matutinos, para iniciar el día bien despiertos. Y claro que se puede incluir en una comida, a media tarde o para la tornamesa. Finalmente, ¿a quién no le gusta una taza de café después de comer? En algunos casos, hay parejas que optan por dejar la carreta desde la hora del postre hasta el momento de los chilaquiles. Lo mejor es que, además de presentarse como un servicio novedoso, el diseño del carrito combine con cualquier recinto, el estilo de tu boda y su personalidad. 



Foto: cortesía Sitio Café

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos