Boda maya: ¿en qué consiste este ritual sagrado?

Foto: Del Sol Photography

Si buscan una experiencia distinta, una ceremonia prehispánica les fascinará.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Tu pareja y tú han decidido que es momento de dar “el paso definitivo” en su relación. Sin embargo, la idea de tener una boda convencional no les llama demasiado la atención: buscan algo completamente diferente, una experiencia única para este gran día. ¿Qué les parecería unir sus vidas para siempre mediante una ceremonia sagrada maya?

Las bodas mayas rescatan una tradición prehispánica cargada de misticismo y un profundo sentido espiritual. Suelen llevarse a cabo en un entorno mágico, por ejemplo, un cenote rodeado por vegetación espesa, una zona arqueológica, unas cuevas ocultas en la selva o una paradisiaca playa caribeña. ¡Los mejores escenarios para consolidar su amor y obtener la mejor vibra para su matrimonio!

Según la tradición maya, el novio debe obsequiar a la familia de la novia una especie de dote llamado muhul. Éste debe contener aguardientes de caña, animales vivos, tabletas de chocolate amargo, peinetas de marfil, un espejo de mano, un huipil y accesorios para que la futura esposa use durante la ceremonia. Una vez que la familia de ella haya aceptado el regalo y dado el “sí”, se puede proceder a organizar la boda.

Antes del enlace, se acostumbra que los futuros esposos se sumerjan juntos en un temazcal, un baño de vapor indígena con plantas medicinales que purifica el cuerpo y el espíritu. ¡Entonces estarán listos para emprender esta aventura juntos!


Ceremonia sagrada 

El ritual que los unirá en cuerpo y espíritu es dirigido por un chamán maya. Los novios deben vestir de blanco, ella con un huipil especial y él, con un traje de tela. Al inicio de la ceremonia, ambos entran en un círculo marcado en la tierra por el sacerdote. Éste se coloca al frente y evoca los cuatro elementos naturales con la idea de que fortalezcan el lazo de la pareja en los años venideros. Entonces los esposos intercambian votos y anillos, o cualquier otro objeto que represente su unión.

La ceremonia puede acompañarse por humo del incienso del copal, que, según se cree, purifica el entorno. Asimismo, puede complementarse con velas o antorchas y música de flautas, cantos tradicionales y tamboras. Más mágico, imposible.

Al final, los novios ofrendan a los cuatro elementos flores, semillas, frutos y sahumerios de copal. No pueden faltar el maíz, que simboliza el comienzo de la vida en pareja, y el cacao, que simboliza riqueza, unión y prosperidad.



Foto: Del Sol Photography

¿Y el banquete?

La comida típica maya son los tamales de boda, también conocidos como tamales colados, rellenos de pollo, puerco y epazote. También pueden ofrecer queso relleno de puerco, pollo pibil (cocido en un hoyo de barbacoa) o pok chuk (cerdo asado). ¡Un festín digno de los dioses!


Dónde organizar una boda maya

En el sureste mexicano existen muchos lugares perfectos para organizar una boda maya. Entre ellos se encuentran la Isla de la Pasión, Isla Mujeres, Cozumel, Xcaret y un sinfín de cenotes yucatecos. Tomen en cuenta que, si quieren organizar su boda en una zona arqueológica, tendrán que pedir un permiso especial. Por otro lado, algunos hoteles de Cancún y la Riviera Maya ofrecen ceremonias prehispánicas para parejas. Asimismo, muchos hoteles situados en la península de Yucatán, como los pertenecientes a la cadena Catherwood, cuentan con cenotes privados perfectos para bodas pequeñas e íntimas.


Relacionado: La boda de tus sueños frente al mar Caribe

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos