Boda a la italiana: 8 tradiciones que debes tomar en cuenta

Boda italiana

Si quieres casarte como lo hacen en Italia, estas ideas pueden ayudarte mucho.

Imprimir Enviar

Por: Redacción

Unirse en matrimonio significa en la mayoría de países sellar un compromiso con la persona amada. Cada lugar tiene sus tradiciones, en China las novias usan tres vestidos de novia el mismo día, en Brasil dejan que sus amigas solteras escriban sus nombres en el vestido para que sean las siguientes en casarse y en Grecia la pareja debe bailar con dinero colgando de su ropa para la prosperidad.

Sin importar el lugar, todas las mujeres soñamos con tener una boda increíble, pero si tu sueño es un enlace a la italiana, entonces toma nota de lo que hacen en este país para replicarlo a la perfección:

La fecha ideal

Lamentamos decirte que para los italianos una buena boda es aquella que se celebra cualquier domingo por la mañana, pero que definitivamente no sea ni en mayo (por ser el mes de la Virgen María) ni agosto (por ser un mes de mala suerte y enfermedad), ni durante cuaresma o adviento.


Vestido de novia lleno de tradición


iStock

¿Sabías que una tradición casamentera italiana es la de utilizar el vestido de algún familiar? Claro que siempre habrá que adaptarlo un poco a la silueta y época de la nueva novia pero, la prenda de encaje y bordados clásicos que usó la abuela es ideal para atraer la suerte en este tipo de eventos.

Decoración rústica y campirana


Inspírate en las bodas de la toscana con centros de mesas sencillos (en madera por ejemplo) pero eso sí, con muchas flores y lazos de colores. Por su parte, las mesas pueden ser rectangulares y largas, en un espacio al aire libre donde se facilite la convivencia de todos los invitados. Además, en la iglesia debes atar un lazo en la parte superior de la entrada, lo que significa unión o que “alguien ya ató el nudo”.

Supersticiones ancestrales

Aunque actualmente suenen un poco exageradas, hay tradiciones que vienen de antaño y aún se siguen practicando “por si acaso”. Éstas son: que la novia no use joyas de oro hasta haber intercambiado los anillos de boda; que el novio lleve un pedazo de hierro en su bolsillo para ahuyentar a los malos espíritus; romper un vaso al final de la ceremonia para saber los años que la pareja vivirá feliz (según el número de pedacitos) o lanzar palomas blancas y confeti (o arroz) a la salida para augurarles prosperidad y fertilidad.


El coctel de la alegría

Tras la ceremonia religiosa es común que los invitados pasen a un coctel de bienvenida antes de comer. Ahí obviamente la gente esperará probar vinos de la región, pero también podrías servir algunos cocteles dulces como el Bellini.

La entrada triunfal

iStock

Luego la pareja de recién casados hace su entrada triunfal y ésta puede ser en una moto Vespa o un Fiat 500 antiguos para ponerle el sabor retro a la fiesta.

Música y comida a montón


iStock


No hay mejor manera de festejar un evento con la familia que con música (sobre todo tarantella) y comida en abundancia. Por eso, los menús casamenteros italianos suelen ser muy extensos (casi de 14 platos) e incluyen ensaladas, pastas, sopas, pan, carnes frías, fruta, quesos, aceitunas, champiñones, pimientos y algunos mariscos.

Postres simbólicos

Aunque hay dulces muy italianos como el tiramisú, el panna cotta, los canolis, el gelato (helado), los merengues o las galletas de almendras, también hay unos platillos típicos de las bodas. Estos son los rollitos de masa y azúcar glas llamados Wanda, que atraen buena suerte a los novios, y las almendras cubiertas de caramelo, un símbolo de lo amargo y lo dulce en los matrimonios.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos