¡Auxilio! Mi mamá quiere controlar mi boda

¿Es tu boda? Tú tienes la última palabra.

¿Cómo pedirle que te deje tomar tus propias decisiones sin herir sus sentimientos?

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Organizar tu boda puede ser como estar en medio de una tormenta: tienes que visitar salones, probarte vestidos, elegir un ramo, hacer las invitaciones, estar pendiente de no rebasar tu presupuesto… Y, si bien es cierto que muchas veces nuestras madres facilitan enormemente estas tareas, también lo es que otras sólo vuelven todo más difícil.

¿A qué nos referimos? A las madres que quieren controlar todo. Aquellas madres que, con el afán de “ayudarnos”, se inmiscuyen en todas nuestras decisiones y quieren organizar la boda como si fuera suya. Si éste es tu caso, sigue leyendo y entérate de cómo lograr que deje de tomar decisiones tuyas sin herir sus sentimientos.

Lo primero y más importante es que tengas bien claro qué tipo de boda quieres. Si no lo sabes desde el principio, te dejarás llevar por las opiniones de los demás y al final tendrás un evento que complacerá a todos menos a ti. ¿Quieres una boda enorme, en la que puedas invitar a toda tu familia, o una pequeña y más íntima, aunque eso implique excluir gente? ¿Una boda tradicional o una moderna? ¿Elegante o bohemia?

Una vez que hayas definido esto, siéntate con tu madre y platícale tu idea. Explícale cómo sería la boda de tus sueños y dile que te encantaría que te apoyara para hacerla realidad. Haz que se sienta incluida y permítele que te haga sugerencias, pero deja bien claro que eres tú quien toma las decisiones finales. Recuerda tomar las riendas desde el principio, pues si quieres hacerlo después te será más difícil.

Si sientes que tu madre quiere tomar decisiones que a ti no te gustan, no te enojes ni la vetes del proceso; simplemente recuérdale que eso no es lo que tenías en mente. Ahora bien, si hay algo que a ella le ilusione muchísimo y a ti no te afecte llevar a cabo, puedes ceder un poquito para alegrarla. El chiste es encontrar un equilibrio: es perfectamente posible tener la boda de tus sueños sin que ello implique pelearte a muerte con la persona que te dio la vida. ¿No lo crees?

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos