9 secretos para tener un matrimonio feliz

Pareja feliz

Para una buena vida en pareja, se necesita comunicación, sacrificio y trabajo en equipo.

Imprimir Enviar

Por: José Antonio Montes de Oca

Una relación sólida y feliz es algo que se construye sobre una serie infinita de acciones y compromisos diarios con la pareja. Y esta meta se cultiva cada día con el hecho de cuidar, respetar y escuchar en todo momento a quien has elegido como compañero de vida.

De acuerdo con David Niven, psicólogo, científico social y especialista en el estudio sobre las relaciones de pareja, hay varias actividades que ayudan a vivir a plenitud el matrimonio. Estos secretos de amor, afirma Niven, son sumamente sencillos y se pueden practicar día a día para consolidarse juntos.


Amar y expresar


El problema por el que suele comenzar a deteriorarse un matrimonio es la falta de comunicación. Con base en el amor y la confianza, traten de entablar una conversación plena, sana y abierta. También es favorable que aprendan a compartir elogios y reproches. ¡Nadie puede leer la mente!

Por lo tanto, no intentes descifrar lo que tu pareja piensa o siente. Es importantísimo que ambos expresen con franqueza sus pensamientos, sentimientos y expectativas respecto del otro.


Nadie es perfecto


Las historias de amor color de rosa no existen. En cambio, el mundo está hecho de relaciones llenas de dedicación y buena voluntad para sortear los momentos difíciles.

Todas las parejas viven momentos difíciles y esperanzadores. No veas las discusiones como algo negativo; son inevitables entre dos personas que conviven. Ante una discusión, lo importante es no querer ganar o demostrar quién tiene la razón, sino buscar un acuerdo.

Las personas que tienen nexos estables no sólo invierten mucho más tiempo en pensar en las cualidades de su pareja, sino que también encuentran cosas buenas en sus fallas. Más que enfocarte en las debilidades de tu pareja, presta siempre muchísima más atención a sus atributos.


Cuestión de dos


Los desacuerdos son inevitables, pero más vale solucionarlos de inmediato. Tu esposo y tú deben acordar cómo y dónde ventilar sus problemas.

Desarrollen la habilidad de manejar con calma los desencuentros y traten de hacerlo en espacios neutrales. En momentos de tensión, escuchar música que les guste a ambos ayudará a disipar la tensión, además de que recordarán los momentos felices que han vivido juntos.

Respeto ante todo


El éxito de una relación no depende de ver las cosas de la misma manera. Tampoco de envidiar o de competir con la pareja. El respeto al punto de vista del otro es mucho más importante que el estar siempre de acuerdo en todo y para todo.

Recuerda que lo fundamental no es tanto lo que se dice, sino cómo se dice. Y por más en pareja que vivan, ambos son individuos autónomos, así que tienen derecho de perseguir sus anhelos y sueños individuales, tales como pintar de rojo alguna pared de la casa, correr un maratón, estudiar un idioma, tener una mascota, entre otras cosas.


Mundo de cristal


Una relación prosperará si ambos son capaces de hacerla durar. El vínculo entre ustedes debe evaluarse en función de sus propias necesidades, no las de los demás. Hay que tener cuidado con las opiniones ajenas; muchas personas sólo ven el lado negativo. No pueden vivir buscando la aceptación de los demás. ¡Vivan su propia historia, defiendan su idea de futuro, así como sus metas y decisiones, y sean felices!

Vivan el presente


El cuestionar a la pareja sobre sus relaciones anteriores termina siempre en conflicto. El matrimonio se construye día con día y con miras al futuro, no al pasado. ¡Vivan el presente con intensidad!

Empatía, palabra clave


Ante cualquier problema ponte siempre en los zapatos de tu pareja. No olvides que, en esencia, hombres y mujeres tienen las mismas necesidades. Demuéstrale que te importa, que sabes lo que siente, que lo valoras y que lo apoyas.

Amigos por siempre


El sentido del humor ayuda a que un día común y corriente pueda ser muy divertido. Y hablar de humor y diversión es hablar de amistad. Ser amiga de tu pareja fortalecerá su amor. Las parejas sobreviven y evolucionan sobre una base de amistad.

Hora personal


Más que cantidad de tiempo, ambos deben buscar la calidad. Eso sí, las personas que trabajan muchísimo necesitan darle mayor prioridad a su pareja.

En todas las actividades cotidianas se debe aspirar al equilibrio. Una vez concluida la jornada laboral, llega la hora de eliminar el tiempo y los pensamientos destinados al trabajo. Día tras día, tu pareja y tú deben cultivar su relación para que sigan siendo felices, como lo son ahora por el solo hecho de haber decidido unir sus vidas.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos