15 tips para conservar la figura

Conservar figura

¡Sí puedes lograrlo! Necesitas disciplina y especialmente, compromiso contigo misma. ¿Estás lista?

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

 

1. Come balanceadamente

Es común escuchar este consejo de parte de los especialistas en nutrición, pero ¿con qué frecuencia se sigue? Para mantener una alimentación balanceada es necesario burlar el metabolismo y no sólo ensalzar a las proteínas, sino también ingerir hidratos de carbono complejos y grasas saludables. También es importante comer Omega-3, que se encuentra en pescados y aceites.

2. No subestimes la cuenta de calorías

Las personas subestiman las calorías consumidas y las quemadas a través de un programa de ejercicios. Es recomendable hablar con un nutriólogo registrado y con un entrenador personal para determinar el número de calorías que necesitas comer y gastar.

3. Haz la dieta con una amiga

Es aconsejable encontrar a alguien que tenga aspiraciones similares y objetivos como tu a la hora de perder peso. Rodéate de personas que también sigan un estilo de vida que promueva la salud y una dieta equilibrada, de esta forma podrán potenciar y será más difícil fallar.

4. Comer cinco veces al día

Para bajar de peso es fundamental que adquieras un compromiso a largo plazo y que realices ciertas modificaciones en tu dieta. Verse bien requiere mucho trabajo y dedicación, por lo que debes dosificar el aporte energético en cinco comidas como un hábito. No puedes saltarte el desayuno, la merienda de media mañana, el almuerzo, la merienda y la cena.

5. Acude al nutriólogo

Las dietas pueden ser peligrosas si no se siguen de la forma correcta, por lo que es fundamental que cuentes con un nutriólogo que vea cuál es la más adecuada para ti y los objetivos que debes tener personalmente.

6. Adiós a las golosinas

Para evitar la retención de líquidos, debes eliminar todos los alimentos que puedan convertirse en un esfuerzo para el hígado, y entre ellos se encuentran las golosinas. Elimina de tu lista de compras todos los alimentos que tengan azúcar en exceso, de esta forma no tendrás la tentación en tu casa.

7. Come ligero después de las comidas pesadas

Si tu dieta se sale de las manos no te sientas culpable, pues puedes compensar el daño causado comiendo alimentos que contengan una menor cantidad de grasas durante los próximos días. También puedes realizar una rutina de ejercicios por 30 minutos al día o simplemente caminar.

8. No intentes comer como hombre

Si intentas ingerir la misma cantidad de alimentos que los hombres, lo más probable es que acabes con sobrepeso. Ellos cuentan con una hormona llamada testosterona, que es la que está detrás de la capacidad de comer mucho sin ganar un gramo. Averigua cuántas calorías necesitas y son las adecuadas para ti, nunca intentes comer la misma cantidad que tu novio.

9. Elimina el refresco

Beber líquidos con las comidas sabotea cualquier régimen de adelgazamiento. Si el líquido es una gaseosa el peligro aumenta, pues la ingestión de bebidas gaseosas dilata el estómago, dificulta la digestión y hace que la sensación de hambre reaparezca en pocos minutos.

10. Aprende a leer las etiquetas en los alimentos

La información que contienen las etiquetas de los alimentos procesados y empaquetados para su comercialización, es sumamente útil para comparar productos y elegir el más adecuado a nuestras necesidades de nutrición.

11. No te olvides de la importancia del desayuno

El desayuno es la comida que más personas omiten, pues no saben que para la pérdida exitosa de peso es fundamental. Se le debe dar prioridad a la comida de la mañana y prioridad a la alimentación sana para alcanzar un peso ideal, además de comer regularmente durante todo el día para mantener los niveles de azúcar en la sangre en una nivelación adecuada.

12. Prefiere los alimentos que te dan energía

Mantente alejada de los alimentos que te roban la energía y enfócate en los que están sin procesar, porque a su vez te dan vida. Elimina los alimentos procesados como la comida rápida y sustitúyelos por frutas secas, vegetales, granos enteros, proteínas magras y probióticos lácteos.

13. Desintoxícate

Los programas de desintoxicación pueden ayudar a largo plazo en la salud, la energía y la pérdida de peso, porque ayudan a que el cuerpo se deshaga de toxinas que comprometen el sistema inmunológico y causan enfermedades metales y físicas. Debes mantener una baja dependencia a sustancias como el azúcar, cafeína, nicotina o alcohol.

14. Cepíllate los dientes después de las comidas

Es un truco simple, pero que a menudo se pasa por alto. Para evitar bocadillos a destiempo después de las comidas, una vez que hayas terminado de comer lávate los dientes. Tener un ambiente limpio y fresco en la boca disuade de comer más.

15. Consiéntete

Cuando tengas muchas ganas de comer algo, evita un daño mayor y consiéntete con un trocito de eso que te está quitando el sueño. Comer de vez en cuando un poco de dulce o un trozo de pizza no te sacará del equilibrio que haz logrado, lo ideal es que lo hagas en pequeñas cantidades y no te excedas.

 

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos