8 cosas que toda novia debe hacer el día de su boda

Estas son algunas cosas que puedes hacer para estar al cien en tu gran día. ¡Toma nota!

Imprimir Enviar

Por: Melissa Lara

Dicen que el día de tu boda es sólo para disfrutar: los meses de estrés y emociones fuertes quedaron atrás, y no queda más que pasarla bien. Si no sabes exactamente cómo conseguir esto, te decimos algunas cosas que puedes hacer para estar al cien. Es tu gran día, ¡aprovéchalo al máximo!


Come bien

Como resultado de los nervios, muchas novias se olvidan de comer. Otras prefieren no hacerlo con tal de lucir “delgadísimas” en su vestido. Por favor: ¡no lo hagas! En tu boda necesitarás energía para aguantar las cargas emocionales, las risas y esos pasos de baile que tanto has practicado. Te recomendamos que tengas una comida sustanciosa, que te dé energía pero que tampoco te haga sentir hinchada. Créelo: no querrás pasar este sintiéndote débil o ultra llena por todo lo que comiste.


Elige un outfit divertido

Ahora que está tan de moda, compra una sudadero o bata con la leyenda “Bride” en la espalda. Úsala mientras te peinen o te maquillen, ¡lucirá divina en las fotos de tu boda! Invita a tus damas de boda o familiares muy cercanos y regálales una playera o top con las frases “team bride”, “bridesmaid”, etc. ¡Quedarán encantadas!


Escucha música que te ponga feliz

Acompaña este día tan especial con una lista de reproducción que contenga tus canciones preferidas. Si no sabes qué canciones elegir, en Spotify puedes encontrar un sinfín de opciones que te pondrán en el mood perfecto para que disfrutes las horas previas a tu boda.


Saca todo lo que vayas a usar ese día

Tu vestido, zapatos, accesorios… ¡Todo! Es muy importante que tengas todo a la mano para que tu arreglo no sea tan tardado; además tu fotógrafo podrá darse unos minutos para sacar unas lindas tomas a detalle de tu ajuar. Así mismo, no se te olvide llevar contigo todos los productos de aseo que necesitas, sobre todo el desodorante. Asegúrate de armar un kit de emergencia para hacer frente a cualquier contratiempo.


Modérate con las copas

Es tu boda y quieres pasarla increíble, ¿verdad? Sin embargo, emborracharte en tu gran día puede ser una mala (¡pésima!) idea. Ya que lo más seguro es que comas poco por los nervios, las copas se te subirán rapidísimo y podrías hacer el oso de tu vida. Además, ¿por qué querrías empezar tu vida de casada con una cruda espantosa?


Medita

Ya sea antes de arreglarte o antes de ir a la ceremonia, meditar te ayudará a serenarte para disfrutar de un gran día. Tómate unos minutos para relajarte y pensar positivo sobre todo lo que te espera en tu boda: visualiza qué invitados irán, cómo se verá tu novio, cómo lucirás en tu camino hacia el altar o todas las miradas que recibirán en su primer baile de novios. Todos esos pensamientos te darán armas para sentirte con más energía.


Déjate consentir

Ya te preocupaste demasiado para que tu evento salga perfecto. ¡Ahora deja que los proveedores que elegiste se encarguen de hacer su trabajo! Este día tú eres la estrella, y deberás comportarte como tal: deja que te peinen, te maquillen, te abracen y te digan lo hermosa que te ves. Deja tu manía por el control de lado y… ¡déjate querer!


Escríbele una carta a tu futuro esposo

Mientras te estén peinando, toma una hoja y una pluma y ocúpate de escribirle una pequeña carta al amor de tu vida. Pon en ella todo lo que sientes y lo que estés pensando en ese preciso momento, momentos antes de convertirte en su esposa. Una vez que la termines, pídele a una de tus damas que se la entregue para que pueda leerla antes de la ceremonia.


Relacionado: Las 10 principales quejas de los invitados a una boda

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos