8 cosas que las novias deben hacer antes de la boda

Cuidados antes de la boda

Sigue estos puntos y estarás más que lista para el gran día.

Imprimir Enviar

Por: Melissa Lara

¿Estás a pocos días de caminar hacia el altar? Seguro en este preciso segundo están llegando a tu mente un sinfín de tareas que todavía te falta terminar, pero no puedes dejar de pensar en ti. Aparta la noche previa a tu boda para consentirte, ya sea solita, o en compañía de tus hermanas o mejores amigas. Esa noche se convertirá en una experiencia memorable. ¡Toma nota!

No dejes que tus ojos se hinchen

Es posible que un día antes no duermas bien, o bien, que duermas de más. Para cualquiera que sea la situación, prepárate con una buena mascarilla hidratante, compleméntala con un sérum para la noche y, por supuesto, una crema especial para el área de los ojos.

Es muy importante que la apliques unos momentos antes de dormir, ya que así el área permanecerá 100% cuidada y no tendrás que preocuparte por hincharte al día siguiente. Si quieres que tu noche se convierta en una experiencia de belleza, aplica bolsas de té o pepinos para que todo el proceso sea más efectivo.

No tomes mucho alcohol

La emoción estará al máximo, pero por favor ¡no tomes mucho! En el sentido más estricto te recomendaríamos que mejor dejes el vino, las cervezas o los cócteles para un día después, con ello asegurarás tu descanso y no retendrás líquidos.

Recuerda que el consumo en exceso no sólo es malo para la salud, sino que te hará ver seca y sin vida, y seguro no querrás eso para cuando te maquillen, ¿cierto? Aprovecha la noche antes de tu boda para diseñar unas bebidas sin alcohol, con frutas, o bien, mantente pegada a una botella de agua. ¡Es lo mejor!

Duerme bien

Por más trabajo que te cueste, haz el esfuerzo por descansar toda la noche. Si lo logras, al día siguiente te sentirás radiante, con mucha energía y lista para disfrutar de una jornada espectacular.

Para lograrlo, aléjate de todos los dispositivos electrónicos una hora antes de irte a la cama, elige tu libro favorito y prepara un té relajante que te ayude a conciliar el sueño más pronto. Apaga todas las luces y olvídate del ruido, sólo así disfrutarás de un sueño ultra reparador.

No compartas todos los detalles en redes sociales

Sí, al día siguiente te casas, pero lo más importante es que guardes algunos de esos momentos especiales sólo para ti. Todos tus seguidores no tienen que enterarse de lo que estás haciendo cada minuto. Con una actualización será suficiente, lo demás te tocará disfrutarlo en solitario o con la compañía de tus amigas más cercanas. Aléjate de las redes sociales y procura darte el tiempo para relajarte y visualizar el gran día.

Ocupa tu tiempo con un detalle hermoso

¿Quieres sorprender a tu prometido? Escríbele una carta. Sin importar el tiempo que te tardes, aprovecha esos minutos para expresarle todo lo que sientes antes del gran paso que darán juntos: recuerda cómo se conocieron, cuál fue el detalle más cursi que te dio mientras eran novios, cuéntale por qué lo amarás siempre y qué es lo que más te gusta de su personalidad.

Elige a una de tus damas para que se la entregue antes de la boda. Créenos, será un detalle que jamás olvidará.

Repasa todos los detalles de tu luna de miel

¿Ya tienen apartado el hotel? ¿habrá alguien que los recoja en el aeropuerto? ¿ya planeaste las actividades extras que harán durante su estancia? Asegúrate de aprovechar la noche previa a la boda para ultimar detalles del gran viaje. Probablemente termines muy cansada al término de la boda, así que es mejor que tomes precauciones antes de iniciar el viaje.

Ponte a tono con una buena película

Invita a tus amigas, damas de boda o hermanas a una tarde de películas románticas y de comedia. Aunque no lo creas, estos filmes te darán la oportunidad de relajarte, de reír un poco y, por supuesto, de prepararte para la boda.

Además de lo evidente, será un gran plan para que platiques con tus damas y asegurarte de que sepan qué hacer en cada fase de tu boda. Tu wedding planner seguro las guiará para que todo salga perfecto, pero nunca está de más dejar claros algunos detalles.


Deja todo listo

Tu vestido de novia, zapatos, los símbolos (si es posible dáselos a tu wedding planner un día antes para que los guarde), la carta que le escribiste a tu prometido, la alarma para despertarte a tiempo, entre otras cosas. Repasa la lista de lo que necesitas una y otra vez con el fin de que no se te vaya a olvidar nada.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos