7 errores comunes al elegir el vestido de novia

¿Quieres escoger el vestido de novia perfecto? Por favor, ¡no cometas estos errores!

Imprimir Enviar

Por: Melissa Lara

Comprar el vestido de novia es una de las tareas primordiales durante la organización de la boda. Revisar tendencias, hacer scouting en aparadores e imaginarte con ese diseño perfecto… Como sabemos que debes verte como una verdadera princesa, a continuación te contamos cuáles son los 7 errores clásicos que las novias cometen al comprar su vestido de novia. ¡Que no te pase!


Llevar a un séquito de amigos y familiares

Aunque es una fecha muy importante, tampoco hace falta que lleves a toda tu familia para que vea cómo eliges el vestido de novia. ¿Nuestra recomendación? Ve sola, o bien, con alguien muy cercano. Si llevas gente de más, sus opiniones pueden llegar a confundirte. Lo que realmente necesitas es un par de personas que sean súper sinceras en sus opiniones, pero que también te conozcan lo suficiente para saber qué tipo de “críticas” necesitas recibir.


Probarte mil vestidos diferentes

¡No, no! Si hay algo que debes hacer antes de ir a comprar tu vestido de novia es definir el tipo de silueta que buscas para la boda. Para ello, es fundamental que conozcas tu cuerpo a la perfección: cuáles son las partes que más te gustan, qué facciones quieres remarcar, qué otros “defectos” buscas ocultar, etc. Si caes en la tentación de probarte todos los vestidos del mundo, lo más seguro es que termines con dolor de cabeza y ninguna idea del modelo que deberías usar.


Probarte diseños que superan tu presupuesto

Es importantísimo establecer un presupuesto realista para comprar tu vestido. Si ya lo tienes, por más tentada que estés, aléjate de aquellas tiendas o boutiques que ofrezcan diseños con precios altos. ¡Lo más seguro es que acabes frustrada por probarte un modelo increíble que no puedes pagar!


Seguir las tendencias “nada más porque sí”

Es típico que, cada que vas a una tienda de novia u hojeas un catálogo de alguna firma, lo que más te llama la atención son aquellos modelos que están en tendencia. Si de plano estás convencida de elegir una silueta fuera de lo común, ¡adelante! Recuerda: más allá de las modas, lo importante es que te sientas cómoda con el diseño que elijas.


No sentirte cómoda con él

Lo ideal es que, una vez que hayas elegido el modelo soñado, hagas todo tipo de movimientos para asegurar que te sientas cómoda con él. ¡Ojo! Acuérdate que este modelo lo llevarás por más de 9 horas, y te aseguro que no querrás sentirte fuera de lugar el día de tu boda. Muévete, camina, levanta las manos, ama como te ves en el espejo, y si no, ¡busca uno que te haga sentir magnífica! No te conformes.


Dejarte influir por la opinión de otros

¡Ufff! Cuando llevas a tanta gente a comprar tu vestido, lo común es que todos quieran meter su cuchara. Por favor, no lo hagas. Por más que tu mamá quiera verte en un diseño corte sirena, con falda de tul, escote corazón, mangas largas y una cauda enorme… ¡Pon atención a lo que tú, y sólo tú, quieres! Recuerda que esas horas las recordarás para toda la vida.


Pedir una talla demasiado chica

Sí, seguro quieres bajar de peso y lucir un cuerpazo el día de tu boda, pero cuidado: no caigas en objetivos poco realistas. Hay muchas chicas que al comprar su vestido de novia solicitan una talla más pequeña, con la ilusión de que, al menos en la segunda prueba, les quede mejor. Lo importante es que conozcas tu cuerpo y te mantengas en un peso saludable. Acéptate y sácale provecho a la belleza de tu silueta… No hay nada mejor que una novia que desborde seguridad y estilo.


¡Listo! Si sigues estos tips, la compra de tu vestido de novia será una de las mejores experiencias de tu vida.


Relacionado: ¿Novia de talla grande? Cómo escoger tu vestido de novia. 

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos