6 verdades de los recién comprometidos

Recien comprometidos

Sin importar tu experiencia en bodas, hay realidades que no conoces hasta que las vives.

Imprimir Enviar

Por: María Fernández Pellón Valdés

No importa cuánto tiempo llevas con tu novio, cuánto llevan viviendo juntos o las veces que te han escogido para ser dama de honor en la boda de tus amigas, existen muchas verdades que nunca conoces hasta que te toca a ti preparar el día en el que digas “sí, acepto” en el altar.


1. El día que te den el anillo tu mano no tendrá el mejor manicure y hasta puede ser que tengas un grano en la frente


Bueno tal vez lo del grano sea una exageración, pero el punto es que cualquier fantasía que hayas soñado sobre ese día - en el lugar más romántico del mundo, usando el vestido perfecto y con el pelo recién peinado - no se hará realidad al 100%.


La historia de cómo te dieron el anillo, en pijama en el sillón de tu sala o en una playa con una cena romántica, siempre será perfecta con todas sus imperfecciones. Por eso no debes preocuparte, es imposible que estar de portada todos los días por si alguno de ellos es en el que te harán la pregunta que tanto esperas.


2. No podrás dejar de ver tu mano


Ahora el anillo que llevas en la mano representa algo mucho más profundo que un mero objeto que solo usas para adornarla. Por eso, empezarás a obsesionarte un poco con tu mano. Entenderás por qué todas las recién comprometidas salen por lo menos 4 meses en todas las fotos de Facebook enseñando el anillo y ya no te molestará tanto porque las empezarás a entender.


Ya que tienes el anillo en el dedo, ahora sí y sin excusas hazte un bonito manicure para que puedas presumir de tu compromiso.

Recien comprometida



3. Tendrás que contar la historia de la entrega del anillo un millón de veces


En cuanto digas "sí", todas las personas con las que te encuentres te harán la misma pregunta "¿Cómo te dió el anillo?". Al principio te encantará contarlo pero después de algunas semanas de repetir lo mismo una y otra vez empezarás a desesperarte. Narrar continuamente la historia es parte de la etapa que ahora estás viviendo, así que hay que ser positivos y repetirla como si fuera la primera vez que lo haces.

4. No podrás evitar hablar todo el tiempo sobre la boda


Te concertirás en esa amiga molesta que hablará incansablemente de la planeación de su boda. No podrás esconder tu emoción y por eso tendrás que expresarlo todo el tiempo. No te preocupes por lo que piensen los demás, si tienes la necesidad de decirlo ¡hazlo! Nunca vivirás esta etapa otra vez, así que aprovecha y vive al máximo tu compromiso.


Recien comprometida

5. Tus amigos recién casados se convertirán en wedding planners expertos y te darán consejos (aunque no se los pidas)


Esto puede pasar por diferentes razones, por ejemplo, algunas parejas pueden estar tristes porque ya acabó esa etapa de sus vidas y ayudarte les ayuda a recordar. También puede que piensen que te están haciendo un favor.


Por la razón que sea, cuando te den consejos que tu no pediste, acéptalos con mucha clase aunque no los vayas a tomar en cuenta para tu boda. Recíbelos como un símbolo de su amistad y sus buenas intenciones hacia tí.




6. Tu relación se sentirá distinta


Estar comprometida es emocionante pero también es una decisión seria. Cuando aceptas, le dices que sí a vivir para siempre con una persona, le dices que sí a sus defectos y virtudes. Cualquier detalle que te moleste de tu novio debes hablarlo, así como él tiene que decirte todo lo que siente. Es un momento para tomar muchas decisiones que antes no estaban en la conversación. Por ejemplo, dónde pasarán las Navidades y año nuevo o cuántos hijos quieren tener y en qué momento.


Inmediatamente la relación se vuelve algo más seria y eso también puede ser emocionante, sólo es cuestión de hablar y llegar a acuerdos.

Recien comprometida


Cualquiera de estas situaciones son parte de estar comprometida, por eso siempre hay que verle el lado positivo a las cosas y encararlas de buena manera. Recuerda que estás a muy poco tiempo de estar con la persona que amas y eso basta para enfrentar cualquier cosa con una sonrisa.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos