6 veces en las que puedes decir NO cuando te piden ser dama

Malas damas de honor

Si estás de acuerdo con alguno de estos puntos, tal vez no deberías ser dama de honor.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Parece que nos da pánico decirle “no” a una amiga que nos pide que seamos parte del día más importante de su vida. ¿Crees que si en verdad fuera tu amiga se enojaría contigo?

Por otro lado, es vital que estés segura de que puedes con esa responsabilidad, porque de lo contrario podrías arruinarles el día a la novia y al novio. Toma en cuenta estos puntos y si te relacionas con alguno entonces, por el bien de todos, tal vez sea mejor que rechaces la propuesta:

No tienes dinero

Esta es la razón más válida de todas. Las novias no deben pensar que sólo porque es su boda todos tienen las mismas posibilidades económicas. Si te sientes hasta el cuello de deudas y realmente no quieres gastar en un vestido nuevo, en un viaje, en la despedida y además en varios regalos, mejor dile que por ahora no cuentas con el dinero necesario o vete haciendo a la idea de vivir de agua y frijoles durante varias semanas.

No tienes tiempo

Esta explicación puede sonar algo grosera, pero busca decírselo a la novia de la mejor forma posible. Seamos honestos, ser dama, para algunas bodas, es un trabajo de medio tiempo. Puede ser que no te pidan nada, pero por otro lado te dirán que hagas el kit anti-crudas o que decores el lugar o que te hagas cargo de los arreglos florales, en fin, si sabes que no puedes darle tu 100 por ciento háblalo con la novia desde antes.

No te cae bien el novio o la familia

Vas tener que convivir con ambos para planear la boda o las despedidas, así que si te ponen los pelos de punta ahórrate ese estrés. Obviamente no le puedes decir eso a la novia, podrías tener un problema más grande, sólo dale otra razón y dile que de todas maneras la puedes apoyar en otra cosa.

No te gustan las cosas cursis

No a todas les gusta ponerse a planear despedidas con corazoncitos y juegos románticos. Toma en cuenta que, si eres dama, tienes que ponerte en el mood romántico hasta el gran día y la novia no puede verte disgustada o infeliz.

No te cae muy bien la novia

Digamos que te llevas con ella y la invitarías a tomar un café de vez en cuando, pero realmente no la consideras una amiga por la que estarías dispuesta a gastar tiempo y dinero.

O tal vez sí te llevas con ella, pero sabes que es una persona demandante y obsesiva. Si ese es el caso, mejor no te metas en la planeación, ya que si sus personalidades chocan, no va a haber un buen resultado. Siempre puedes apoyarla en otras tareas, pero es válido decir “no”

Estás embarazada

Planear una familia no es cualquier cosa, se necesita tiempo y ciertos sacrificios. Si no quieres caminar hacia el altar con panza de embarazada entonces tienes todo el derecho de negarte a su propuesta. Tal vez tengas al bebé antes de la boda, pero realmente nadie quiere ser dama después de haber dado a luz. ¡Estarás agotada!

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos