6 tips de decoración para los recién casados

Decorar casa

Estos consejos les ayudarán a iniciar la aventura de vivir juntos con el pie derecho.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

¡Por fin se casaron! Pero ahora es tiempo de enfrentar una nueva aventura: la de vivir juntos. Se supone que es una de las partes más divertidas y emocionantes del matrimonio, pero, además de la típica pelea por la pasta de dientes abierta, algunos llegan a tener problemas por no ponerse de acuerdo en temas como el estilo y gustos en la decoración.


No decimos que sea un problema que todos deben enfrentar, sino que hay pocos suertudos que coinciden en las ideas para su nuevo hogar y otros que en algún momento de su matrimonio no concordarán en todo y necesitarán trabajar en equipo para comprar todo lo que su casa requiera. 

1. Conoce el estilo de tu pareja. Antes de comenzar, cada uno debe tener muy claro su estilo. ¿Necesitan una oficina para trabajar? ¿A tu esposo le gustará ver la televisión en un sillón reclinable? ¿Alguno de los dos es un maniático del orden? ¿Qué colores les gustan a ambos? Antes de vivir juntos analicen estos puntos para ver en qué están de acuerdo y qué cosas deben hacer a un lado.

2. Hagan un inventario. Gracias a la mesa de regalos, la mayoría de las parejas pueden iniciar su vida con casi toda la casa armada. Además, falta lo que tenían cuando vivían con su familia o amigos, por lo que les recomendamos que hagan una lista en la que pongan lo que tienen para saber de qué se pueden deshacer y qué hace falta comprar.

3. Encuentren la inspiración. Hoy en día, además de las revistas, existen miles de plataformas en internet, como Pinterest por ejemplo, que te arrojan ideas muy creativas. Si no se sienten inspirados, tomen tips de estos sitios y de revistas y pónganlas en una pared para que juntos los analicen y se pongan de acuerdo en un mismo diseño. Estos les ayudará a saber a qué están dispuestos a renunciar y a qué no van a ceder.

4. Vayan de compras juntos. Es importante que planeen estos tiempos, no sólo es un gran momento para avivar su relación de pareja y no dejar de lado la parte de la conquista, sino que también es más seguro que tomen decisiones más practicas cuando están juntos que separados. Nunca sabes, tal vez tu esposo ponga especial atención a los detalles y tú no lo sabías.

5. Establezcan el color de la pintura. Es una locura la cantidad de colores que hay actualmente. Tal vez tú ames el rosa y a tu esposo le guste el verde oscuro, pero, ¿les gustarán estos tonos en un año o dos? Lo mejor es poner colores neutrales en toda la casa y agregar algo de color en cosas como las almohadas, tapetes, cobijas, sillones, cuadros, entre otros. Si quieres que a fuerzas un cuarto sea rosa, que ese sea tu oficina personal y lo mismo para tu esposo.

6. Personalicen su casa. Al final, cuando entren por esa puerta, van a querer sentirse como en casa. Esto se puede lograr agregando toques personales y cosas que los representen como pareja. Ya que están recién casados, pongan algunas fotos del gran día con marcos llamativos o imágenes de su luna de miel. Éstas les recordarán las experiencias que vivieron juntos y harán que su hogar se sienta como un lugar más cómodo y familiar.

¡No olviden divertirse! Tener una casa es todo un reto, pero es otra oportunidad para tener memorias y fortalecer su relación. ¡Buena suerte!

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos