6 preguntas que las novias se hacen sobre su noche de bodas

Noche de bodas

Tan esperada como el gran día, es la noche de bodas y es normal que surjan las dudas.

Imprimir Enviar

Por: María Fernández Pellón Valdés

La noche de bodas implica emoción y expectativas. Cualquier novia tiene preguntas, sin importar si ha esperado para vivir la intimidad hasta el día en que se case o no. Cuando llega el momento, todas queremos que sea una noche perfecta y única. Además, es cierto que la experiencia al estar casados es completamente diferente. Por eso tenemos las preguntas que todas se hacen antes de que llegue la gran noche.


¿Qué esperamos de la noche de bodas?


Es importante que platiques con tu prometido sobre las expectativas que tienen. Cada quien tiene una imagen sobre lo que quiere que pase en la noche de bodas. Los dos deben estar en la misma página sobre sus deseos, aunque es imposible que sus ideas sean idénticas. La comunicación es esencial en un matrimonio, en especial cuando se trata de sexualidad. Resuelvan sus dudas y platiquen el asunto con la mayor sinceridad, eso les dará más confianza cuando llegue el día. Por último, ser espontáneo va a surgir naturalmente también, el hecho de que lo platiquen no hará que todo sea como un proceso con un guión.


¿Cómo preparo la habitación?


¿Qué música pongo?, ¿habrá flores o velas?, ¿llevo chocolates?


Igual que los preparativos de la ceremonia y la fiesta, hay que darle importancia a los detalles de la habitación en la que pasarás la primera noche con tu esposo. Después de platicar sobre sus expectativas, sabrás qué es lo que tienes que preparar. Haz que la noche sea romántica, puedes adornar con velas o hacer una playlist con cierto mood. Cuida los detalles, pueden ser sábanas de algún tejido que te guste, piensa en los colores y en la atmósfera que querrás crear.

Lenceria



¿Qué hacemos llegando al hotel?


Aunque suene extraño, muchos novios apenas platican entre ellos en la boda. Es un evento con muchas personas y es normal que los dos pasen la noche saludando a familiares y amigos y celebrando con ellos. Puede que las únicas veces en las que estén juntos sea en la ceremonia y en el baile de entrada. El día se pasa tan rápido y ya que estén solos es buena idea que platiquen sobre la fiesta, qué los hizo reír o llorar, sus partes favoritas y cómo se sintieron. La noche de bodas no se reduce a sexo, recuerden que es su primer día como marido y mujer, disfruten de cada uno y del lugar que los rodea.


¿Cómo me preparo?


Así como preparaste la habitación, tienes que arreglarte tú. Tomar las precauciones necesarias de higiene personal y también usar lencería que te haga sentir cómoda con tu cuerpo y sexy al mismo tiempo. Ve un día con tu amiga más cercana a comprar ropa interior sensual y femenina, además de que vas a pasar un rato divertido también puedes pensar en qué le va a gustar a tu esposo. La noche de bodas también es algo nuevo y divertido que vas a vivir, piensa en eso cuando compres lencería.

Lenceria


Fotografías: Jerry Balderas para Nupcias Magazine


¿Es como en las películas?


No, Hollywood pinta estos escenarios como románticos y súper fáciles y la realidad es que para las que nunca han experimentado puede ser un momento un poco incómodo. Lo bueno es que la noche de bodas no es la ocasión más importante de tu vida sexual, un matrimonio va aprendiendo con el tiempo y la práctica. Así que vete lento, no te sientas presionada y solo disfruta de estar con tu esposo. Sé que suena más fácil de lo que es, porque la presión de que todo sea perfecto luego nos traiciona. Intenta relajarte y tener comunicación con tu pareja sobre lo que funciona y lo que no.


¿Y si queremos dormir?


Puede que los dos estén muy cansados llegando y lo único que quieran es dormir. No pasa nada, tienes toda la vida para estar con tu esposo. Disfruta y haz lo que creas que es lo mejor para los dos.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos