6 lecciones de amor que aprendimos de 500 días con ella

Foto: Fox Searchlight Pictures

Esta cinta tiene mucho que enseñarnos sobre las relaciones amorosas. ¿No nos crees?

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Hace ya cinco años que se estrenó 500 días con ella, esa comedia “antiromántica” que nos hizo darnos cuenta de muchas realidades de la vida. La película narra la historia de Tom, un joven que se enamora perdidamente de Summer, una chica que no busca nada serio. Desde el momento en que se conocen en un elevador él cree que es LA indicada, pero al parecer ella no siente lo mismo (¿te suena familiar?).

Más allá de hacernos pasar un buen rato y de tener un excelente soundtrack, esta película nos da varias lecciones de amor que bien nos podrían servir para nuestras relaciones futuras.

(Advertencia de spoiler)


Lección 1: ámate a ti misma antes de buscar una relación seria

Sonará trillado, pero eso no lo vuelve menos cierto: si no has aprendido a aceptarte, quererte y disfrutar el tiempo que pasas sola, lo más probable es que te cueste más trabajo construir una relación estable. Además, ¿te has dado cuenta de que si estás bien contigo misma sólo atraes cosas buenas? Si Tom se hubiera valorado más, no hubiera aceptado estar en una relación poco saludable. Así de simple.


Lección 2: no proyectes tus expectativas sobre alguien más

Muchas pasamos años buscando a nuestra “media naranja”, ese “príncipe azul que llegará a cambiar nuestras vidas”. Entonces solemos proyectar nuestros deseos en cada chico con el que salimos, y en lugar de conocerlo realmente, buscamos si encaja con nuestro ideal. Sobra decir que eso nos impide ver las cosas con claridad. Tom se obsesionó con la idea de que Summer era la chica perfecta, y basó su relación en una fantasía más que en hechos reales. Idealizar a alguien vuelve más difícil reconocer sus defectos y detectar las señales de alerta


Lección 3: define tu relación

Esto no significa que en la primera cita tengas que preguntarle “¿y ahora qué somos?” (por favor no lo hagas), sino que, si llevan saliendo un rato, platiquen sobre cuáles son sus planes. Podrían no definir nada y limitarse a disfrutar el momento, pero entonces se arriesgan a llevarse una sorpresa desagradable al darse cuenta de que no tienen la misma idea sobre la relación. Aunque actuaban como pareja, Tom y Summer nunca esclarecieron si eran novios o si tenían una relación abierta. Él quería un compromiso y ella sólo un affair. Y lo que sucedió después no fue nada lindo para él.



El momento en que Tom decide que Summer es la chica perfecta para él.

Lección 4: no ignores las señales de alerta

Summer le dijo varias veces a Tom que no buscaba nada serio, pero al siguiente minuto hacía algo que decía exactamente lo contrario: jugaba a que vivían juntos o lo besaba apasionadamente. ¿Recuerdas la escena del bar? En ella, Summer le dice a un pretendiente que Tom es sólo un amigo, pero después se va a casa con él y duermen juntos. ¡Presta atención a estos mensajes confusos! 


Lección 5: escucha a tu intuición

Nadie duda que Tom es un hombre encantador, ese chico que cualquier mujer desearía tener a su lado. Pero Summer no se imaginaba envejeciendo con él. No encontraba razones lógicas, simplemente no lo sentía. Al final, en la escena del parque, cuando se encuentran y ella ya está casada, le dice que cuando conoció a su esposo “supo de inmediato” que era él. 


Lección 6: si todo falla, permítete comenzar de nuevo

Cuando Tom se entera de que Summer está comprometida con alguien más su mundo se derrumba. El paisaje que había creado en sus fantasías se borra y se convierte en una mancha gris. Pero al poco tiempo (y gracias a la ayuda de su hermana) decide rehacer su vida: aplica para nuevos trabajos, lee libros de arquitectura, dibuja y… conoce a una nueva chica, tal vez la indicada.


Ficha técnica

500 días con ella (500 Days of Summer)

Director: Marc Webb

Protagonistas: Zooey Deschanel, Joseph Gordon-Levitt

Fecha de estreno: 2009

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos