6 errores financieros que cometen los recién casados

Errores de recién casados

Antes de iniciar su vida en pareja, toquen estos puntos para evitar una pelea.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

¡Qué padre! Ya pasó la boda, la fiesta y la luna de miel. Ahora viene lo difícil: la vida en pareja. Se dice fácil, pero la verdadera aventura comienza aquí. Si no habías vivido antes con tu novio/novia, te darás cuenta si deja los calzones tirados, si compra cosas innecesarias, si nunca cierra la pasta de dientes o si no lava un solo plato.

En fin, hay miles de cosas buenas y malas que van a descubrir, pero lo importante es saber lidiar con eso desde un principio para comenzar con el pie derecho.

Seamos honestos, la mayoría de los problemas más graves tienen que ver con el dinero y no haber hablado del tema antes de la boda. ¿Cuáles son los errores financieros más comunes que suelen cometer los recién casados? Tomen nota:

Pelear por dinero

Viviendo separados nunca se habían puesto a pensar si el otro gasta en cosas sin importancia o si nunca ha ahorrado en su vida. Lo más importante es tener claro que pelearse por dinero nunca es conveniente, se tocan puntos sensibles como por ejemplo el sueldo de cada uno. Si uno es gastalón y el otro ahorrador, deben tener esa plática desde antes y llegar a un punto intermedio.

Si no llegan a un acuerdo, lo más recomendable es que tengan una cuenta personal y otra para la casa y los hijos. Si el primero no se toca y cada mes depositan algo, no tendrán problemas en que cada uno gaste o ahorre aparte lo que quiera.

No establecer un presupuesto

Si tienen metas financieras a corto y largo plazo será más fácil conservar cierto estilo de vida mientras llegan a ese objetivo. Vean por el bien del otro, si tal vez el sueño de ambos es ir a Europa entonces ahorren juntos para conocer nuevos lugares o para pagarse esa casa deseada. Si están en problemas financieros platiquen y acuerden qué gastos pueden recortar para estar más tranquilos.

Comprar una casa nueva muy costosa

Si tienen el dinero ¡adelante! Pero muchas veces las parejas creen que pueden comprar una propiedad muy cara e irla pagando poco a poco. ¡Error! Aténgase a su presupuesto, como dijimos antes, si su meta es comprar la casa de sus sueños, entonces ahorren y algún día la podrán tener, pero es imposible estar endeudados toda la vida. Traten de que sólo el 25 por ciento de su ingreso mensual sea para la casa o departamento.


Tener secretos financieros

Es normal que quieran conservar el misterio en su relación, pero no lo hagan cuando se trata de dinero. Si tienes deudas es mejor compartirlo con tu pareja antes de la boda. ¡No tengas miedo! Ambos pueden hacer un plan para irla pagando, por algo esa persona te ama y aceptó casarse contigo en las buenas y en las malas. Si no son honestos en este punto puede ser que cuando quieran aplicar para una hipoteca o comprar un automóvil no les den el préstamo.


No pagar las deudas de la boda

Si es un gasto que acordaron liquidar juntos, no dejen que las mensualidades los ahoguen. Su prioridad número uno debe ser pagar la boda y la luna de miel.

No tener un fondo de emergencia

Como dijimos antes, todo puede pasar. No crean que porque ahorita les va bien a ambos seguro toda la vida será así. Son muchas las parejas que empiezan bien y que a la larga por “x” o “y” razón se van llenando de deudas. Desde ahora abran un fondo para emergencias y prepárense para todo.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos