6 actitudes tóxicas que alejan a tu pareja

Algunas veces con la intención de sentirlo cerca, puedes terminar por alejarlo.

Imprimir Enviar

Por: María Fernández Pellón Valdés

En una relación no podemos manipular ni engañar a nuestra pareja para quedarse con nosotros. Sin embargo, a nivel del subconsciente, tanto hombres como mujeres podemos adoptar diferentes comportamientos que responden al miedo de que la otra persona nos deje de querer de repente, se vayan con alguien más o decidan pasar el resto de su vida en un monasterio.

Nuestra pareja no sólo escoge quedarse a nuestro lado una vez, sino que toma esa decisión todos los días. Así que naturalmente, al acercarse el gran día muchos se sienten inseguros ante la pregunta de "¿cómo hacer para que no nos abandonen con todos los planes de vida juntos?".


Si te estás preguntando algo parecido ten cuidado, las personas que intentan asegurar a su pareja terminan saboteando su propia relación.

Estos son los comportamientos tóxicos que debes evitar para llegar al gran día segura de tí y tu relación:


1. Lo alejas de su círculo social



Si lo alejas de sus amigos, lo llevarás a una isla social en la que solo existen él y tú. Por un tiempo se sentirán cómodos pero ese sentimiento pronto se convertirá en molestia. Más tarde, en algo sofocante. Y después de unos meses en “nuestro propio mundo”, sin ningún amigo a la vista, la otra persona preferirá aventarse de nuevo al mar.




Intercambien momentos con sus amigos más cercanos. Los dos deben hacer un esfuerzo por convivir con el círculo social del otro. Esto creará lazos más fuertes en su relación y la mantendrá fresca y divertida.


2. No celebras sus victorias


Ejemplo: Cuando su pareja tiene éxito, ella siente que él está cambiando y entonces se vuelve menos cariñosa o atenta. Actúa insegura o se preocupa en exceso.


Cualquiera de estos comportamientos establecen una dicotomía peligrosa en la cabeza de tu pareja, donde él piensa que debe escoger entre su novia y su carrera. Cualquier persona en una relación sana conoce la importancia de celebrar nuestro éxito, no resentir su éxito.


Tomen el camino del triunfo juntos y ninguno tendrá miedo de quedarse atrás.


3. Tratas de estar antes que su familia 


Ejemplo: Se ofende porque él decide pasar un fin de semana con sus papás o se pone de malas cuando se le antoja irse de vacaciones con sus hermanos.


Si tu prometido es una persona cercana a su familia y te conviertes en alguien que amenaza esa relación, su familia lo notará y habrás hecho algunos enemigos peligrosos.


Así como es importante que respetes el tiempo que tu pareja está cerca de sus amigos, también lo es cuando hablamos de la familia.


4. Lo alejas de amistades del sexo opuesto


Ejemplo: Toma las amistades del sexo opuesto como una amenaza que necesita ser aniquilada lo antes posible. Convierte cualquier conversación sobre esas amistades en un interrogatorio que probablemente termine en pelea.


Hay que evitar que la otra persona se sienta controlada o resentida. Si para esta etapa, en la que están a punto de unir sus vidas para siempre alguno se siente inseguro y desconfiado puede ser que tengan algunos temas que platicar.



5. Lo haces el responsable de "curar" tu mal humor



Es bueno alcanzar ese grado de confianza en tu relación en el que puedes contarle todo lo que te pasa y te ofrece su ayuda con buenos consejos y apapachos, pero nunca pierdas la capacidad de resolver cualquier problema por ti misma o tu pareja podría sentirse como tu niñera emocional.



No hay un asesino de relaciones más grande que sentir que tu pareja se desmorona si no estás al pendiente de ella 24/7. La clave está en mantener el balance entre el sentido de independencia y la conexión con la vida del otro.



6. Sacrificas todos tus planes para "estas más cerca de él"



Ejemplo: renuncia a cosas importantes de su carrera, ignora sus planes con amigos y trata de vivir solo para su pareja sin seguir el camino de éxito personal que antes la emocionaba.



La decisión de sacrificar planes propios es una forma sutil de control. Puede crear una falsa sensación de cercanía. Perder tus objetivos y sueños por el otro es contraproducente ya que estás perdiendo todas las cualidades que hicieron que tu pareja se enamorara de tí en primer lugar.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos