Diamantes: conoce su historia y atributos

Foto: Macroscopic Solutions

El diamante es el foco de atención de los anillos. Descubre la historia de esta valiosa piedra.

Imprimir Enviar

Por: Renata Curiel Riva Palacio

El diamante es, quizá, la piedra preciosa más codiciada en el mundo. No hay novia que no haya soñado con portarla en su dedo anular, ni futuro esposo que no pase días enteros buscando el diamante perfecto para obsequiar a su amada. Pero, ¿en qué momento se convirtió esta bella piedra en un símbolo de amor?

Según José Dávalos Huerta, gemólogo de JD Joyeros, el uso romántico de los diamantes se remonta al siglo XVI. Fue en esta época cuando se relacionó la resistencia de la piedra con la durabilidad de una relación: las parejas, como los diamantes, aspiran a tener un vínculo indestructible.

"Este es el elemento más duro: solo un diamante puede pulir a otro. La palabra 'diamante' proviene del griego adamas, que significa indestructible e inconquistable. Es por eso que un diamante simboliza la unión duradera de una pareja".  Seguramente el fulgor de este elemento precioso también jugo un papel importante en que fuera considerado romántico. 



¿Qué distingue a un diamante de otras piedras preciosas?

Según comenta el experto, el diamante tiene características químicas y físicas únicas, por lo que es la gema más rara de todas. Además, al encontrarse en pocas partes del mundo, se vuelve muy deseable.

Para que una piedra se considere preciosa debe ser bella, tener la dureza necesaria para poder tallarla y darle forma, y ser escasa para volverse más anhelada.


Aun cuando los diamantes blancos son los más conocidos, también los hay en los tonos del arcoíris. Al ser más difíciles de encontrar, las piedras de colores se han vuelto muy codiciadas.


Principales atributos de un anillo de diamantes

-Tamaño:
 de cuántos quilates es la piedra.

-Color: qué tan blanco o amarillo es el diamante.

-Pureza: ¿tiene imperfecciones blancas o negras en su interior?

-Corte: cuánto brilla y si tiene buena simetría


En la actualidad hay aproximadamente 300 cortes de diamantes. Los más conocidos son cushion, radiante, pera, esmeralda, baguette, princess, marquise y redondo.

“El más usado es el brillante (también llamado redondo); 85 por ciento de los diamantes en el mundo se tallan así, pues es la forma en la que más brillan”, afirma Dávalos.

Para evitar a los estafadores, agrega, es fundamental comprar un diamante con certificado. Asimismo, lo más recomendable es que los novios diseñen el anillo para reflejar su personalidad, ya sea a través de la forma de la montura o colocando piedras lateras que representen el día de su aniversario. “Por lo general, los novios buscan un diseño clásico para que siga vigente a través del tiempo.”


En cuanto a la limpieza casera, el gemólogo sugiere usar un cepillo de dientes de bebé con bicarbonato para remover restos de crema, jabón y polvo. No obstante, lo ideal es ir con el joyero cada seis meses, en el caso del oro, y cada ocho, si se trata de platino. De esta manera, el anillo siempre estará pulido, ajustado y brillante.

El especialista aconseja, además, llevarlo con un joyero de confianza para garantizar que la piedra no se cambiará. No olvides que, al igual que la unión entre tú y tu pareja, un diamante es una joya para toda la vida. Cuida tu anillo tanto como tu matrimonio.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos