Cómo elegir a tu ginecólogo

Te decimos qué hacer para encontrar al especialista indicado.

Imprimir Enviar

Por: Daniela Vega

Antes de comenzar el día a día junto al amor de tu vida es indispensable tener un doctor de confianza, altamente capacitado para comunicar y resolver cada una de tus dudas o inquietudes y con valores e ideales afines a los tuyos. Si aún no lo tienes, ¿qué esperas para encontrarlo? Te damos algunos tips para facilitar tu búsqueda.

Tu primera visita

Es sumamente importante acudir a una revisión antes de la boda. Éste es el momento de realizar todos los estudios prenupciales y verificarlos. “También es básico ver el estado y funcionalidad de los genitales internos y externos; cerciorarse si existe algún tipo de molestia o infección que deba ser tratada y, además, platicar sobre los planes de embarazo. Hay chicas que desean concebir en los primeros meses de su casamiento y otras que prefieren aplazar ese momento”, asegura el doctor Fernando Pineda, vicepresidente del Colegio de Ginecólogos del Hospital Español.

Si aún no tienes ginecólogo, pregúntales a tus amigas, hermanas, mamá u otras personas de confianza. El médico te debe transmitir muchísima seguridad, tranquilidad, honestidad, certeza, un trato natural y la capacidad de responder a tus preguntas sin juzgar tus actos.

Asimismo, es fundamental que las instalaciones sean pulcras y tengan mobiliario cómodo, batas bonitas y limpias, un aroma agradable en la habitación y material esterilizado. Muchos hospitales o consultorios son tan sobrios que rayan en la frialdad y pueden hacer que te sientas molesta o incómoda.

Más que un doctor “El médico debe proporcionar información completa y clara de su estado. La paciente nunca se debe quedar con dudas, tanto en lo que se refiere a una receta para aliviar determinado padecimiento como al abordar cuestiones íntimas, relativas a su propia sexualidad y la de su pareja, así como los tipos de técnicas para alcanzar el orgasmo o la diversidad en los juegos sexuales”, dice el especialista.

¿Cómo asegurarte de que tu médico es bueno? Navega por la página web del Consejo Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, A.C. Ahí podrás saber si tu doctor es una eminencia y si se somete a evaluaciones constantes. De no ser el caso, puedes consultar el directorio para encontrar otras opciones.

No te quedes con dudas, pregunta lo que se te ocurra y no temas: éste es el momento indicado para resolver inquietudes e ideas falsas sobre la sexualidad. 

Por último, evita la automedicación en cualquier circunstancia, ya sea para tratar una infección o a la hora de elegir el método anticonceptivo. Y recuerda agendar una visita a tu médico al menos cada seis meses para una revisión general.

Por más simple o absurda que te parezca alguna pregunta, ¡hazla! Recuerda que tu ginecólogo es tu aliado y confidente.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos