El Tíbet, en compañía de la paz

Desde que aterricen en lhasa se asombrarán al contemplar una de las grandes maravillas del mundo, la casa del Dalai lama.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Es probablemente la edificación de su tipo más alta del mundo. El azul del cielo tibetano maravillará su vista. Caminen por sus calles y disfruten el olor a té con mantequilla de yak. Les aseguro que no tardarán ni cinco minutos en querer entrar a algún restaurante para probarlo.

 

 

 

Recomendaciones

  1. Degusten la típica cocina tibetana en el Pentoc Tibetan Restaurant o el Tengyelink Café (dirección: Zangyiyuan Lu Barkhor), este último catalogado por los propios tibetanos como el sitio donde se sirve la mejor comida de la región.
  2. El Palacio Potala tiene una altura de 110 metros y está edificado sobre la roca del Monte Rojo. Pueden conocer su interior, pero tengan en mente que recorrerlo les llevará todo el día.
  3. Muchos tibetanos oran en la plaza de Barkhor, que también es el corredor de las compras. Hay desde artesanías y chales de seda hasta banderas, vajillas típicas y figuras religiosas.
  4. Renten los servicios de rafting o kayac sobre las aguas del Himalaya. Los viajes pueden ser de un día o hasta de 21 e incluyen todo el equipo y los alimentos. otra opción es hacer un viaje a caballo por los alrededores de Lhasa, con todo y un campamento nocturno para observar el cielo estrellado del Tíbet (www.windhorsetibet.com).
  5. Contraten los servicios de una agencia de viajes para llegar a nepal y, desde allí, partir hacia el Tíbet. Deben portar la visa china y el permiso para entrar, que otorga el departamento de turismo del Tíbet; la agencia puede hacerse cargo de este trámite. Conozcan más en el sitio web de la embajada de China en México (mx.china-embassy.org/esp).

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos