Barrancas del Cobre, el escenario perfecto para romancear

nupcias_luna_de_miel_barrancas_del_cobre

Visiten juntos esta maravilla natural. ¡Se sentirán afortunados de presenciar su belleza!

Imprimir Enviar

Por: Lourdes Olavarrieta

¿Qué puede ser más romántico que compartir su amor bajo las estrellas, con la imponente naturaleza de fondo? Las Barrancas del Cobre, uno de los tesoros naturales más impresionantes de México, son el escenario perfecto para un viaje romántico. Estas barrancas son conocidas por  su gran tamaño: ¡son cuatro veces más grandes que el Cañón de Colorado! Además, albergan atractivos naturales como cascadas, barrancas y cuevas, así como pueblos y ciudades llenas de tradición y color como Chihuahua, Creel, Cerocahui, El Fuerte y Los Mochis.


Recorrido mágico

Su viaje romántico puede comenzar en la ciudad de Chihuahua, donde conviene visitar la Casa de la Cultura, el Palacio de Gobierno y la Casa de Pancho Villa. Una de las mejores maneras de adentrarse a las Barrancas es abordar el tren Chihuahua-Pacífico, mejor conocido como “El Chepe”. Se aborda en Chihuahua con rumbo a Creel; a lo largo del trayecto llaman la atención los campos menonitas y las plantaciones de manzanos. Al llegar a Creel visiten las formaciones rocosas de Valle de las Ranas y de los Hongos. Cerca de ahí también están las hermosas cascadas Basaseachi.


Amanecer apasionante

Entre lo más emocionante del recorrido están los espectaculares escenarios montañosos. En Divisadero, la siguiente parada, hay varios hoteles y casi todos cuentan con servicio de transporte desde la parada de tren. Si pasan aquí la noche, no dejen de levantarse de madrugada para ver el amanecer. ¡Será una experiencia inolvidable! El espectáculo es uno de los más bellos regalos de la naturaleza: verán cómo las montañas van apareciendo bajo un cielo de colores.


También les recomendamos visitar los diferentes miradores como el Piedra Volada, que en época de lluvias da paso a una cascada (dicen que es la más profunda de México). Desde este mirador se aprecia el hermoso Cañón de Candameña. De aquí el paseo sigue hacia Bahuichivo; a 20 minutos por terracería se llega al pueblo de Cerocahui, asentado en la sierra Tarahumara. Aquí podrán acercarse a las tradiciones indígenas tarahumaras, llenas de folclor y color. Este sitio es perfecto para realizar actividades de aventura y ecoturismo, como avistamiento de aves o senderismo.

El recorrido termina en Los Mochis, Sinaloa, una ciudad cargada de historia, con amplias playas perfectas para descansar y una gastronomía capaz de satisfacer a los paladares más exigentes. Si se quedan para comer, no dejen de pedir un pescado zarandeado para compartir, un aguachile o la famosa machaca (carne seca) que se produce en la región. ¡Terminarán más que satisfechos!


Fotos: chepe.com.mx

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos