5 tips para jugar con tu presupuesto

Ten la fiesta de tus sueños sin echar la casa por la ventana

Imprimir Enviar

Por: Marcela Borro Madrid, Wedding Planner

Hoy en día las bodas son más elaboradas que hace 10 años. Pero hasta las fiestas más extravagantes tienen un límite financiero. Con estos tips podrás disfrutar del enlace de tus sueños, sin preocuparte por el dinero.

1. Chic & Low


Los arreglos florales siempre se han llevado una parte importante de la suma acordada para la celebración. Afortunadamente hay de todos los colores, formas y precios. El clavel, por ejemplo, es una flor divina que bien trabajada luce espectacular. Gracias a sus diferentes texturas, pueden verse abundantes.

2. A cuatro manos

Personaliza tu evento con elementos elaborados por ti, tus damas y familia. Estos pequeños detalles harán sentir especiales a los invitados y tu boda tendrá ese toque DIY que está en tendencia. Desde las invitaciones, pasando por los letreros de “Ahí viene la novia” que llevará el cortejo, los menús, el back de novios, hasta las canastas de souvenirs para los baños. Lo mejor: ahorrarás por lo menos un 50% del monto que tenías destinado para este rubro. 

 

3. Cada cosa en su lugar

Si quieres una decoración espectacular pero tu presupuesto es limitado, no puedes invertir el 70% de lo planificado en ese apartado. Para evitar que el dinero desaparezca sin control, pídele asesoría a tu wedding planner y establezcan cuáles son las prioridades. Así podrán destinar sumas para cada cosa, depurar y flexibilizar gastos. Para reducir costos podrías contratar un DJ, en lugar de un grupo u ofrecer un menú de tres tiempos en vez de cuatro, con barras de dulces, quesos y carnes frías.

 

4. Juntos pero no revueltos

Está de moda que un solo proveedor ofrezca por un precio fijo los servicios de banquete, decoración, bebidas, música, fotos y video. Aunque pudiera parecer un paquete atractivo, recuerda que lo barato sale caro. Los profesionales se caracterizan por especializarse en un área para brindar un trabajo exclusivo, y de calidad. Si quieres evitar malos ratos y ofertas engañosas te resultará más económico contratarlos por separado.

 

5. No salgas sin ella

Aunque tu presupuesto sea reducido, apenas tengas fecha de casamiento, contrata un wedding planner. Tener un especialista a tu lado es lo mejor que puedes hacer, te orientará en todo lo relacionado a los consumos, los mejores proveedores para el tipo de ceremonia que deseas realizar, se encargará de llevar el control de todo para que no tengas de qué preocuparte y puedas disfrutar de la boda que siempre soñaste. Un buen asesor nupcial nunca acepta comisiones de sus distribuidores, por el contrario, reciben descuentos lo que minimizará tus gastos.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos