5 tips para estar "ganando como siempre" en tu boda

Foto: Fearless Photography Awards

Yo súper bien, todo perfecto, ganando como siempre. Es mi boda...

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

El día de tu boda está hecho para ganar, no hay más. Es el momento que por meses has planeado y por años, esperado. Asume tu papel de diva y conviértete en la protagonista más celebrada y alegre de la fiesta.

Para lograr estar "ganando como siempre" estos son nuestros mejores consejos:


Vístete y siéntete como una celeb 


Porque, ¿sabes algo? en tu gran día lo eres. Lleva el vestido de tus sueños; contrata al make up artist que amas en Instagram para que te maquille; compra esos zapatos que creías inalcanzables y usa la joya familiar para la que tanto habías esperado una ocasión especial. Ok, siempre tienes que establecer un presupuesto, pero no escatimes en él. Es de las pocas veces en la vida en las que se vale invertirle tanto al look.


Actitud al 100%, ¡es tu boda!


El nervio se queda en la entrada
de la recepción, del portal para adentro ¡eres una rockstar! Emociónate desde el primer acorde de la canción de entrada a la fiesta porque todos esos aplausos son para ti, son para ustedes. Disfruta cada segundo de tu boda y jamás dejes de brillar.


Acepta los cumplidos sin pena, créetela


Es un hecho que todos te van a chulear el día de tu boda. Sólo tú sabes el esfuerzo el esfuerzo detrás de esa imagen de impacto, dieta, faciales, masajes, estilistas y mucha dedicación para verte tan bien como seguramente lo harás ese día. Así que nada de sentirte avergonzada ante los cumplidos. ¡Acéptalos con gracia! Te mereces cada uno de ellos.


No te emborraches mucho (o tan rápido)


Tip de mamá: ¡come algo antes de tomar! Es verdad que un estómago vacío, sumado a todas las emociones de ese día, harán que el alcohol tenga mayor efecto sobre ti. Si te gusta la copita, llévatela tranquila, porque seguramente serán más de uno los amigos que lleguen a ofrecerte un shot e innumerables las ocasiones en que alguien se te acerque con un vaso a decirte "¡salud!".


Que tu fiesta sea un reflejo de tu personalidad

No hay mejor halago que el que te digan "Tu boda fue totalmente tú". Esto quiere decir que has ganado, que todos los desvelos, el gasto y los nervios valieron la pena. Lograste compartir un pedacito de ti con tus invitados y ellos a su vez, lo hicieron especial para ti.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos