5 puntos para tener una piel radiante el día de tu boda

Cutis perfecto

¿Temes que te salga un granito ese día? Sigue estos tips para evitarlo a toda costa.

Imprimir Enviar

Por: Rita Domínguez

Todas queremos tener una piel perfecta todo el tiempo, pero más cuando empezamos a planear nuestra boda. Hay veces en las que, a pesar de que te cuidas muchísimo la cara, ya sea por nervios, estrés o mala suerte, te sale un grano horrible en el medio de la nariz y te quieres morir.

Nadie ni nada te puede garantizar que esto no te va a pasar, pero sí puedes tomar algunas medidas unos meses antes para que las probabilidades sean muy pequeñas. Aquí te dejo mis recomendaciones para llegar al altar con piel de porcelana.

Primer punto: No dejes todo para el final


Consulta un dermatólogo tan pronto fijes la fecha de la boda y cuéntale cuáles son tus planes. Es importante que le comentes qué quieres y cómo será la boda. Si es en la playa, en la ciudad, si es de noche, cada detalle importa para diseñar el tratamiento ideal para ti. Entre más rápido adoptes buenos hábitos y una rutina especial para cuidar tu cutis mucho mejor.

Segundo punto: Faciales


La boda es el pretexto perfecto para consentirte y cuidarte, ¡aprovecha! Un facial al mes con una cosmetóloga calificada puede hacer la diferencia. Te dejarán la piel limpia, fresca, perfectamente humectada y radiante.


Tercer punto: Hidrátate


No importa el tipo de piel que tengas, todas necesitan agua. Si tomas mucha se notará. Pero no sólo bebiendo aportas hidratación a tu piel, hay alimentos que también pueden ayudarte. La sandía por ejemplo, es buenísima. La toronja, el brócoli y los arándanos tienen antioxidantes perfectos para la piel. Inclúyelos en tu dieta y verás la diferencia.


Cuarto punto: Lava tu cara con las manos


Es muy común que uses toallitas húmedas desmaquillantes, cepillos o una toalla de mano para el rostro. Si no eres una profesional, lo mejor será que dejes de usarlos. Pueden guardar bacterias, irritar la piel y provocar brotes. No hay mejor herramienta, según los expertos, que las manos.

Quinto punto: Limpia y desinfecta tus brochas


Mientras más seguido lo hagas, mejor. Aunque no lo creas, las brochas y esponjas que usamos para el maquillaje son las causantes número uno de los granitos. Si te van a maquillar en tu boda, fíjate también que las herramientas que usen estén limpias y que las esponjas sean nuevas.

El punto es que los buenos hábitos siempre son importantes. Si sigues estos tips será mucho más difícil que te salga alguna imperfección en la cara. De todas formas, ¡tranquila!, si de plano, tienes la mala suerte de que te pase, siempre habrá  correctores y formas de disimularlas. Te espero en Rita y Punto, con una piel radiante y feliz de compartir contigo más consejos.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos