5 puntos para estar más guapa el día de tu boda

Novia guapa

Sigue estos consejos para verte mejor que nunca en ese día tan especial.

Imprimir Enviar

Por: Rita Domínguez

Me acuerdo perfecto el estado de estrés máximo en el que vivía cuando faltaban dos días para mi boda. Hoy lo pienso y estoy convencida de que pude haberme evitado dos rayitas de ese nivel tan alto de tensión, si tan sólo alguien me lo hubiera dicho… Y es que, aunque no hay novia fea, siempre puedes verte mil veces mejor si te quitas de encima esa carga.

Si estás a punto de dar el “sí quiero”, te tengo buenas noticias, estoy aquí para evitar que te conviertas en una bruja y que todo el mundo te odie en ese día tan importante. Te voy a dar 5 puntos básicos, para que estés lo más guapa posible.

Punto uno

Todo lo que no hiciste el día anterior, olvídalo. Deja que alguien más lo haga por ti, que te ayude una prima, tu mamá o tu wedding planner, quien sea. Ya no es tu problema. Delega todo tipo de responsabilidades y actividades, concéntrate en estar libre de pendientes y relajada ese día.

Entre menos cosas tengas que hacer, mejor. Tú único trabajo será: vestirte, peinarte, maquillarte, sonreír y disfrutar al máximo.

Punto dos

Aunque va a sonar imposible lo que te voy a decir, trata de dormir mucho unos días antes. Si eres de las mías, y en situaciones de este tipo te invade el insomnio, por lo menos descansa. Te juro que se nota en tu cara y en tu cuerpo.

Punto tres

Aumenta la cantidad de líquidos que tomas una semana antes, ya sabes cuáles son los buenos (no refrescos ni alcohol, obvio). ¿Te acuerdas del comercial ese en el que si llenabas de agua un vaso con aceite se desbordaba todo y quedaba sólo el agua pura? Es eso.

Eliminarás muchas toxinas y tu piel se verá mucho más linda y fresca. También ayuda si le bajas a las grasas y carbohidratos. Pero no te quiero agobiar, ese es el punto, que no termine siendo yo la bruja odiosa.

Punto cuatro

Exfolia y limpia la piel de la cara y cuerpo tres o cuatro días antes. Puedes hacerte un facial en casa, o algo más profesional en una clínica. Pero nunca, nunca, lo hagas el mismo día o el día anterior. Puedes tener alguna reacción y ya no tiene remedio. Una alergia o dermatitis tratada con un dermatólogo puede aliviarse muy rápido, pero no en dos horas.

Punto cinco

Hidrátate, hidrátate, hidrátate. Esto es básico. La piel más bonita (tanto de la cara como del cuerpo) es la que no está seca. Cuida que los productos que uses sean los adecuados para tu tipo de piel y aplícalos en la mañana y en la noche. No te vas a arrepentir. Hasta el maquillaje te durará más.
El punto es que prepares y anticipes todo lo que puedas para que ese día des lo mejor de ti.

Si ya te picaste y quieres conocer más de mis puntos para tu boda o para la vida, sígueme en Rita y Punto.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos