5 puntos para aprovechar la prueba de maquillaje y peinado

Prueba de maquillaje y peinado

Toma nota de estos consejos para que consigas el look perfecto para tu boda.

Imprimir Enviar

Por: Rita Domínguez

Al parecer, cuando estás planeando tu boda, la atención suele centrarse en el vestido. Pero, yo soy de la idea que esa es sólo una parte de todo el conjunto.

¿Cuántas veces hemos visto novias que maquilladas o peinadas son sólo eso, una cara pintada con el pelo estilizado?

Creo que lo mejor que puedes hacer es darle la misma importancia a todos los detalles: el vestido, maquillaje, peinado, accesorios y zapatos. Todo eso te ayudará a verte como la novia perfecta.

Es por eso que creo que la prueba de maquillaje y peinado pueden ser excelentes oportunidades para jugar y tratar distintos looks hasta encontrar el que te haga ver y sentir más linda y cómoda. Aquí van mis cinco puntos para aprovechar al máximo estas pruebas:

Punto uno: Haz que coincida con un evento importante

Lo que puedes hacer es tener la prueba el mismo día de tu pedida o de la sesión de fotos de compromiso, de esta forma verás tu look con diferentes luces e imágenes, además, comprobarás la duración del mismo. No querrás ser la novia con el chongo caído recién llegada a la fiesta.


Punto dos: Lleva tu álbum

Desde la invención de Pinterest, este punto se modernizó mucho. (Lo que yo hubiera dado por tenerlo cuando me casé…). Pero no necesariamente tienes que hacer una carpeta virtual, puede ser un álbum con recortes e ideas que te gusten (como yo lo tuve que hacer).

Comparte esto con el estilista o maquillista para que tenga una idea más clara de lo que quieres. Te sorprenderás de lo rápido que las personas especializadas pueden definir tu estilo con apoyo visual. Una cosa: trata de ser realista. De nada sirve que llenes tu libreta de fotos de Beyoncé si eres muy blanca, con el pelo claro y ojos azules. Va a ser muy difícil que adapten esa idea a tus rasgos.

Punto tres: Tipo de piel y características

No te guardes nada. Cuenta todo. Es súper importante que le digas al estilista cómo se comporta tu pelo. En mi caso, pesa mucho y casi ningún peinado me aguanta. Por ejemplo, si lo tienes muy chino y tiende a encresparse, dile que te preocupa que tus rizos se mantengan hidratados y bonitos durante todo el evento.

Seguro te recomendará algún tratamiento para usar días antes de la boda para llegar con la cabellera de Rapunzel.

Lo mismo aplica para el maquillaje. Si, por ejemplo, tiendes a brillar en la “zona T” o eres de piel grasa, tu maquillista sabrá que debe usar productos matificantes. Tienes que decirle también si vas a llorar para que todo sea a prueba de lágrimas. Hasta el corazón más frío se quiebra en una boda. Todas las novias lloran en algún momento, ¡todas!

Punto cuatro: Juega

Cambia y prueba las veces que sea necesario. Hasta que no estés 100% convencida de que te ves divina, sigue intentando. En mi caso, sentí que todo el maquillaje estaba perfecto durante la prueba, salió a la primera. Hasta que me no vi en una foto, me di cuenta que odiaba el tono del lipstick. En persona se veía muy bien, pero en las fotos no había manera.

¿Me creerán que probamos como quince distintos? Ya me daba pena con la maquillista, hasta que me dijo que para eso era la prueba, ya que si pasaba eso el día de la boda, no hubiera estado nada padre.

Punto cinco: prepara tu kit de retoques para ese día

Prepara un estuche con un poquito de polvo, pasadores, un peine, hisopos y el labial que vas a usar ese día. Recuerda que “mujer prevenida vale por dos”, el día de la boda, “vale por mil”.

El punto es que quiero que aproveches lo más que puedas las pruebas (pueden ser varias, con distintas personas). También pídeles su opinión a personas con las que no convivas mucho. Los más cercanos a ti, como tu mamá o tu mejor amiga, no van a verlo muy bien debido a la emoción. Confía también en las fotos. Yo te espero en Rita y Punto, yo te espero con más tips para que tu look sea todo un éxito.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos