5 personas que NO debes invitar cuando elijas tu vestido

Elegir vestido de novia

No importa que sean súper amigas, hay gente a la que mejor no debes llevar ese día.

Imprimir Enviar

Por: Melissa Lara

¿Ya estás lista para aventurarte a encontrar ese modelo perfecto? Elegir el vestido de novia ideal para un día tan especial tiene que ser una de las tareas más importantes de todas las chicas y, precisamente por eso, todo tiene que salir espectacular antes de adquirir el elegido. Para que nada se interponga en ese día, a continuación te contamos cuáles son las cinco personas que, de preferencia, no deberías llevar cuando compres tu vestido de novia. ¡Toma nota!

La sabelotodo intensa


Seguro en tu grupo de amistades existe la típica chica interesada en la moda que, además, se cree experta en diseño de imagen. Si no quieres que se meta en tus decisiones o que te diga que ese vestido que traes puesto te hace ver más llenita o muy flaca, con mucho busto o plana, que tienes cuerpo de pera en vez de reloj de arena, que el color blanco te queda mejor que el marfil o que estás muy out de las tendencias, mejor evítate la experiencia y no la lleves el día que vayas a comprar tu vestido de novia. Es muy probable que no te sientas cómoda con sus observaciones y, si es muy imponente, puede que te haga sentir insegura por el modelo que te llevarás a casa.

La soltera que odia las bodas


¡No y no! Elegir el vestido de novia perfecto requiere de un poco de egoísmo. ¿A qué nos referimos? A que los ojos deben estar puestos en ti y en comentarios constructivos que te ayuden a comprar el modelo ideal para tu estilo y tipo de cuerpo. Si llevas a una amiga que esté completamente peleada con la “institución del matrimonio”, el trámite de las bodas, el consumismo, entre otras cosas, lo más seguro es que termines con lo mejor de tu energía. Si no le interesa tu día tanto como a las demás, lo mejor será que se quede en su casa; ya luego le cuentas cómo te fue.

La que se va a casar y quiere protagonismo


No es por sembrar el mal rollo, pero por lo general estas chicas suelen comentar todos los pormenores de su boda, de modo que la atención se dirige a ellas. Es muy probable que, mientras te estás probando vestidos de novia, ella esté comentando que el suyo va a ser más lindo, que será más caro, que lo mandará a diseñar con alguien súper pro. ¿Para qué quieres algo así en un día tan esperado? Mejor olvídate de ella y concéntrate en comprar ese diseño que te hará sentir como princesa, sin importar si es caro, barato, de boutique, de firma, o lo que sea.


La que tiene juicios muy abruptos


Sí, nunca falta aquella persona medio ruda que dice exactamente lo que tiene en la mente. Aunque la franqueza se aprecia en todas sus formas, la realidad es que cuando estás en busca de tu vestido de novia las emociones y los nervios pueden hacer que tu sensibilidad aumente de forma considerable. Si ya sabes cómo es, cuál es su actitud y que ama tener la razón, mejor no la lleves a la compra del famoso diseño para la boda. Ese día, aunque parezca imposible, debes rodearte de comentarios positivos, halagos e ideas que te hagan encontrar el vestido idóneo para ti.

La que ya se casó y está depre


¡Jamás! Si una de tus amigas se acaba de casar y trae la depresión post boda a tope, mejor ni la invites. Lo más probable es que no deje de platicar de su boda, de los sentimientos encontrados que tiene ahora que se terminó su día, de lo triste que está porque ya no volverá a vestirse de novia, etc. Aunque puede ser una gran aliada para ayudarte en ciertos detalles, si empieza con comentarios negativos o alusiones a que su boda jamás será mejorada, lo ideal es que la dejes fuera de la ecuación.

El día que vayas a comprar tu vestido de novia, invita a quienes realmente quieren estar a tu lado en una decisión tan importante. Es vital que lleves a alguien que sea franca contigo, pero que también sepa entender tus emociones en un proceso tan intenso; si te armas una buena comitiva, ten por seguro que la decisión será más fácil de hacer. ¡Tómalo en cuenta!


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos