5 destinos para una luna de miel de ensueño

Luna de miel de ensueño

Elige alguno de estos mágicos lugares para conocer y celebrar el inicio de su vida juntos.

Imprimir Enviar

Por: Luciano R. Marino

Este viaje sucede una vez en la vida, por eso deben escoger un sitio que cumpla con todas sus expectativas para que sea algo inolvidable:

Maldivas


Este paraíso tropical se encuentra entre India y Sri Lanka. Sus playas y mares de mil azules son el escenario perfecto para vivir una luna de miel llena de romanticismo. La privacidad es primordial, de modo que una cabaña construida sobre el agua cristalina suena irresistible. Desconéctense del mundo mientras toman un baño de sol en su propio muelle.

El buceo o snorkel son deportes acuáticos obligatorios; así conocerán los coloridos corales y la inmensa variedad de peces que habitan en la zona. Incluso pueden ir de pesca, una de las actividades más importantes de la isla.

Pasar el día en una isla virgen literalmente solos es un plan perfecto. Pueden ordenar una comida deliciosa y, al final, admirar una de las puestas de sol más hermosas del mundo.

Después de unos días tal vez quieran interactuar más con otras personas. Hay islas que les mostrarán cómo es la vida diaria en las Maldivas, además de que podrán comprar artesanías y otros productos locales.

Abu Dhabi


Si se trata de vivir lo máximo en grandeza y lujo, la capital de los Emiratos Árabes Unidos es la respuesta. Además, esta ciudad moderna y cultural tiene muchas actividades para parejas.

Inicien con el ostentoso hotel Emirates Palace, ¡el más caro del mundo! Luego sumérjanse en la religión e historia al visitar la Gran Mezquita, unade las más grandes y bellas del planeta. Y, por último, conozcan los edificios nuevos, comenzando con el famoso corredor Corniche o, mejor aún,navegando en el río Abu Dhabi. ¡Tendrán otra perspectiva de la ciudad!

¿Son aventureros? Suban a un camello, o bien busquen la posibilidad de surfear en sus imponentes dunas de arena. Una vez entrada la tarde descansen sobre un tapete mientras admiran la puesta de sol. Y, al caer la noche, disfruten de una deliciosa cena a la carta.


Australia

Este destino de ensueño lo tiene todo: playas, parques nacionales y grandes ciudades. Empiecen su viaje en Sídney, la capital, y conozcan el famoso Teatro de la Ópera y el Puente del Puerto. Para un plan más romántico, admiren estos sitios a bordo de una embarcación.

En medio de estos emblemáticos atractivos australianos se encuentra The Rocks, el barrio más antiguo. Sentirán que regresan en el tiempo mientras recorren sus calles con cafés, pubs, restaurantes, tiendas y edificios históricos. Si es posible visitenlo durante el fin de semana para que puedan comprar todo tipo de artesanías y antigüedades, además de comer en el mercado.

Viajen a Cairns y admiren la belleza natural de la Gran Barrera de Coral, el arrecife más grande del mundo. Y ya que están en “The Land Down Under”, conozcan las especies animales que sólo habitan ahí. Vayan a una reserva y tómense fotos alimentando y acariciando a los canguros, koalas, dingos y demonios de Tasmania, entre otros.

Melbourne es otra gran ciudad llena de atracciones para hacer inolvidable su luna de miel. Tómense unos días para descubrirla.

Tokio


La experiencia de vivir algo totalmente distinto nos hace crecer como personas. Y Tokio es el lugar perfecto para conocer algo muy diferente de lo nuestro en cuanto a cultura, idioma, cocina, tecnología y costumbres.

Cuando pensamos en la capital de Japón nos viene a la mente una ciudad futurista, llena de gente y de luces. Así es, especialmente en el barriode Shinjuku, donde se encuentran los rascacielos más altos. Disfruten de una vista envidiable desde el Metropolitan Government Building.

Consiéntanse con un poco de shopping en Ginza, zona comparada con la Quinta Avenida de Nueva York. Harajuku también cuenta con varias boutiques. Eso sí, vayan con la mente abierta para una moda algo exótica.

Desde luego, no todo es moderno. Uno de los barrios más antiguos e históricos es Asakusa;aquí se encuentra el Templo Sensoji, el más importante de Tokio.

Los japoneses creen que antes de morir deben escalar el Monte Fuji, así que inicien el recorrido hasta llegar a una estación. La idea es pasar ahí la noche y continuar hasta llegar a la cima justo al amanecer. Pero no todo es ejercicio: hay tiendas, altares y alojamientos durante el trayecto. Viajar al otro lado del mundo vale la pena y más cuando les esperan miles de aventuras nuevas como pareja.

Siem Reap, Camboya


En los últimos años, esta ciudad camboyana se ha puesto de moda gracias a su historia, ruinas y naturaleza. La mayoría de los vuelos llegan a PhnomPenh, excelente lugar para iniciar su recorrido. Este punto del planeta tiene una historia muy difícil. Sin embargo, vale la pena familiarizarse con ella recorriendo los campos de exterminio de Choeung Ek y la prisión Tuol Sleng.

Sigan al Palacio Real, la residencia actual del rey, y continúen en la Pagoda de Plata. ¡Su piso se construyó con más de 5,000 baldosas de plata! Hay excursiones por el río Mekong, desde donde podrán observar una verdadera ciudad flotante con escuelas, tiendas, templos, mercados y hospitales. La mayor parte de la gente vive de la pesca y sólo algunos habitantes han pisado tierra firme en su vida. Por la tarde, la calle 240 cobra vida y se convierte en el mejor sitio para brindar con una cerveza.

Angkor Wat se encuentra en Siem Reap y es, sin duda, el punto más importante del viaje. Este templo es un ejemplo más de las maravillas que el humano puede crear. Tampoco se pierdan la ciudad fortificada de Angkor Thom; el Templo de Bayón, conocido como la última construcción en Angkor, y la Terraza de los Elefantes.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos