5 desastres de estilo por no usar lencería adecuada

errores al usar ropa interior

Elegir la ropa interior adecuada puede evitarte uno que otro error garrafal de estilo.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

La gente que te rodea sólo ve lo que llevas puesto encima, pero eso no quiere decir que no debas prestar atención a lo que usas debajo. De hecho, aunque no lo creas, elegir la ropa interior adecuada puede evitarte uno que otro error garrafal de estilo. ¿No nos crees? Sigue leyendo.


El gordito del brassier

¿Cuántas de nosotras no hemos batallado con ese odioso gordito que deja el brassiere en la parte alta de la espalda, justo detrás de los brazos? La causa de este problema es simple: estás usando la talla incorrecta de brasier. Esta prenda debe quedar firme, pero sin que te apriete. Es importante comentar que existen tallas más allá del 34C. ¿Sabías que existen marcas que fabrican sostenes hasta la copa G? Busca uno de tu talla y evita este error.


El vestido pegadito

No, la tanga tampoco es buena opción para usar debajo de esta prenda. Generará marcas en tu silueta y, si tu piel no es totalmente firme, quizá se note a través de la tela. En este caso, lo ideal es utilizar un body completo que te ayude a moldear tu figura. Contrario a la creencia popular, las prendas de control no son sólo para las personas con kilitos de más; las mujeres delgadas que busquen estilizar su figura también pueden usarlas.


La blusa exhibicionista

Nada más incómodo que estar cuidando que no se te abra la camisa. Si los botones cierran sin problema, pero la camisa se abre entre ellos a la altura de tu pecho, necesitas usar el brasier indicado. Con o sin push-up, un sostén de laterales anchos en tu talla correcta te dará el ajuste perfecto para olvidarte de esta situación. Uno con frente tipo top también puede ayudarte.

Si detrás de tus brazos se forman gorditos, es probable que estés usando la talla incorrecta de brasier.

El temido pantalón blanco

La mayoría de las mujeres piensa que la mejor opción al usar un pantalón de este color es una tanga blanca. Pero, ¿qué tal si pruebas con un biker color nude o carne? Este tono funciona mucho mejor. Te sentirás mucho más cómoda, desaparecerán las transparencias y las marcas y, lo mejor de todo, no tendrás que volver a preocuparte por el horroroso triangulito asomándose a través de tu pantalón.


El vestido transparente

La escena clásica: vas a un antro, llevas un vestido divino y al pasar enfrente de la luz, ¡horror! te das cuenta de que se puede ver a través de él. Sin lugar a dudas, un fondo es lo mejor para estos casos. Y no nos referimos a los fondos que usaba tu abuelita, sino a prendas “inteligentes” que evitarán que tu ropa interior sea visible para el mundo y que tu vestido se meta entre tus piernas si hay viento.

Con información de LYCRA® BEAUTY


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos