5 cosas que nadie te ha dicho sobre tu boda

Habrás escuchado mucho sobre ese día que tanto esperas pero nadie menciona...

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

Has escuchado cosas maravillosas sobre el gran día y seguramente lo hayas imaginado en tu cabeza un sinfín de veces. Si alguno de tus seres queridos ha pasado por esto antes es probable que tú también hayas buscado su consejo. Pero hay algunas cosas que nadie te dice y para las que debes estar preparada. Estas son algunas de ellas.


1. Durante el trayecto de tu casa a la iglesia será cuando más nerviosa te sientas 


Es el instante decisivo, cuando caes en la cuenta de que todo esto es real. Estás a solo unos minutos de ver materializados meses de planeación y de encontrarte con tus invitados; todos ellos a la expectativa de tu llegada, luciendo sus mejores ajuares, pero sobre todo, es momento de encontrarte con el amor de tu vida al final del pasillo, listo para unir su vida con la tuya.


2. Por supuesto que llorarás


Quizás en la iglesia, tal vez durante su primer baile como marido y mujer o mientras lo haces con tu papá. La magia ocurre en los momentos menos esperados y te invadirá una alegría tal que será imposible contener esas brillantes lágrimas de alegría. No te detengas, es normal hacerlo y no es más que un reflejo de tu cuerpo de la profunda emoción que te llena en ese instante.


3. Te sentirás más amada de lo que jamás lo hayas hecho


No solo te estás casando con la persona que más amas, todos tus seres queridos están ahí por ti, celebrando tu felicidad. Entre abrazos, felicitaciones y palabras cargadas de cariño, no podrás sino sentirte como la persona más afortunada por tenerlos a tu lado y agradecida por todo el amor que te expresan. En verdad es tu día, disfrútalo.

4. No todo saldrá como lo planeaste, pero todo estará bien


Los imprevistos, valga la redundancia, resultan inesperados pero siempre llegan. Algunos más graves que otros. Pero créenos, no es momento de perder la cabeza por los detalles que bastante has hecho ya durante la organización. No te agobies, no te estreses, deja que alguien más se encargue de ello y sé la novia más feliz



5. Terminarás exhausta pero satisfecha


El día de tu boda serán pocos los momentos que pases sentada o sola. Tu cansancio será tanto físico como mental y en tu noche de bodas lo único que querrás será dormir largo y tendido. Pero al recordar la velada y platicar con los invitados sabrás que todo valió la pena y te sentirás no solo satisfecha, sino orgullosa de todo lo que lograste.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos