Hogar ideal después de la boda

nupcias_pareja_hogar_compra_renta_hipoteca

Adquirir una casa propia es una inversión que muchos recién casados hacen. ¡Tomen una decisión inteligente y disfruten de su nido de amor!

Imprimir Enviar

Por: Sandra Morales Llano

Los bienes inmuebles son una excelente inversión. Si ya encontraron el hogar en el que desean empezar su vida juntos, pero no cuentan con los recursos para pagar de contado, tienen varias opciones: pedir un crédito hipotecario, acercarse a una empresa que brinde financiamiento o rentar en un lugar que cumpla con sus necesidades.

 

La realidad es que muchas parejas necesitan ayuda. Por eso, el mercado ha ampliado su abanico de opciones y el financiamiento se perfila como una excelente alternativa. Las mensualidades son accesibles y si adelantan los pagos, terminarán antes de lo estimado. Si le “temes” a los esquemas del banco, ésta es tu opción. También incluye seguro de vida, de desempleo o de invalidez.

 

 

            

 

 

Ahora bien, si el plan es rentar, busca un edificio nuevo de preferencia, que cuente con servicios completos y cuyos departamentos estén céntricos y equipados con refrigerador, horno de microondas, persianas e, incluso, centro de lavado y muebles. Suena justo lo que una pareja que recién se casa necesita, ¿verdad?

 

Además, procura que el precio por tu renta te dé a cambio espacios útiles, como salones para eventos y para recibir a tus invitados, biblioteca, salas de lectura, alberca, asadores y lugares para estacionarse. Incluso, en tu cuota de mantenimiento incluye servicios como cable y teléfono, entre otros (esta modalidad ya llegó a México y encontrarás más información en www.vyve.com.mx).


Si han ahorrado y quieren invertir en un crédito hipotecario, he aquí algunos consejos que les abrirán la puerta a una vida financiera saludable:


¿Cuándo se debe usar un crédito hipotecario?

Cuando no represente una carga insostenible (no debe representar más de 30% del ingreso mensual).


¿Qué instituciones otorgan créditos hipotecarios?

 Toda persona que esté en nómina tiene derecho a un crédito del Infonavit. Adicionalmente, los bancos ofrecen la posibilidad de contraer créditos que complementan el anterior con el fin de alcanzar la suma que se necesita; este esquema se conoce como Cofinavit.


¿Cómo empezar?

Con la siguiente documentación: copia de la credencial de elector, la cédula profesional o el pasaporte; copia del acta de nacimiento;
copia de la CURP; consulta especial del buró de crédito (www.burodecredito.com.mx).


¿Cuál es el crédito ideal? Aquel que se adapte mejor a su proyecto de vida. Si consideran que con los años tendrán mayores ingresos, un esquema de pagos crecientes puede ser el más conveniente. Pero si existe la posibilidad de que los ingresos se mantengan estables o incluso disminuyan, lo mejor es contraer un crédito con cuotas fijas.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos