Pastel de boda

Nupcias_Pastel_Boda

Definitivamente, alguien rompió el molde. Hoy, los pasteles de boda vienen en todos los colores, formas y estilos imaginables.

Imprimir Enviar

Por: Regina Zamorano Fotos: Charly Ramos

Detalles únicos

 

Se acabaron los pasteles aburridos. Hoy existe una variedad tan infinita como la imaginación. Al igual que el vestido, el menú o el ramo, el pastel debe reflejar el gusto de los novios. De ahí que la tendencia actual sea la personalización, y para lograrlo, los reposteros ya no muestran un catálogo para que tú señales un modelo y listo. Por el contrario, toman en cuenta tus preferencias y las de tu pareja con el fin de diseñarlo inspirándose en sus hobbies, el destino de su luna de miel, el lugar donde se conocieron o algún elemento simbólico de su historia de amor. Cualquier recuerdo u objeto (incluso el vestido de novia) sirve de inspiración. 

 

Explosión de color


El blanco y el típico merengue han quedado atrás. Lo que está en boga es pintar a mano los pasteles con toda la gama de colores: azul, lila, rosa, verde, naranja… ¡No hay límites! La moda también dicta emplear tonos oro y plata, así como salpicarlos de brillos, e incluso de cristales, para darles una apariencia lujosa y elegante, ideal para los casamientos de noche. Asimismo, se adornan con flores naturales; se decoran con fondant en forma de mariposas, moños y flores, o bien se crean patrones y texturas que van desde el barroco cautivante hasta el minimalismo extremo. Estas técnicas se conjugan para crear efectos visuales sorprendentes y, sobre todo, únicos. 

Elige el mejor


Antes que nada, y como ocurre con el resto de los preparativos, debes asignarle un presupuesto al pastel. Nada de dejarlo para el final; de esta manera garantizarás que sea memorable. Asimismo, en la medida de lo posible, cuida que el diseño y los colores armonicen con el resto de los elementos de tu casamiento, y recuerda que el pastel debe colocarse en una mesa cerca de los novios. También toma en cuenta la época del año y el lugar en los que se celebrará tu unión, ya que eso determinará la elección de las frutas de temporada, que deben estar frescas y dulces. Si te casas en la playa es preferible que el pastel se elabore con ingredientes y texturas más ligeras, privilegiando sabores frutales exóticos y refrescantes. 

 

Forma y figura

 

La vanguardia está tanto en los pasteles asimétricos, que combinan volúmenes y alturas desiguales, como en aquellos que parecen construcciones geométricas de líneas depuradas y estructuras sólidas. Un pastel muy chic puede ser, por ejemplo, de estilo minimalista con motivos abstractos en blanco y negro. Por su parte, una versión romántica podría incluir un objeto con valor sentimental para la novia o lucir un patrón de encaje perfectamente delineado y resaltado con cristales Swarovsky. ¿Se te antoja?

 

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos