3 puntos para elegir un labial con base en tu tono de piel

Color de labios

Toma nota de estos tips para que el gran día tus labios luzcan más que perfectos.

Imprimir Enviar

Por: Rita Domínguez

¿Te ha pasado que ves en una revista un labial divino, te lo pones y se ve fatal? Hay dos razones muy simples para eso:

1.  Aunque tu autoestima esté por los cielos, es imposible verse igual de bien que las modelos, esas fotos están retocadas y ellas son muy fotogénicas (por eso son top models).

2.  No te van quedar bien todos los tonos.

Es por eso que, para encontrar el labial perfecto, aquí te dejo tres puntos básicos que debes considerar:

Punto uno: Identifica tu subtono


La piel de todos, independientemente del color, tiene subtonos. Pueden ser amarillos, neutros o rosas. Los amarillos son cálidos y los rosas son fríos. Suena extraño y parecerá que te estoy hablando de una clase de arte avanzada, cuando en realidad es súper sencillo.

¿Cómo identificar tu subtono? Si el lugar en el que estás tiene buena luz natural, mira tu muñeca y antebrazo. Si las venas se ven azules y tiendes a vestirte con ropa azul, blanca o gris, tu subtono es rosa. Si las venas se ven verdes,  tienes un subtono amarillo y perteneces al grupo cálido. Pero, si tienes la suerte de ver algunas verdes y otras azules, eres neutral, lo que quiere decir que te favorecen casi todos los colores.

También puedes aplicar la ley de la joyería. No hagas caso a tus preferencias, sólo pon contra tu piel una pieza de plata y una de oro. Si la de plata se ve mejor tus subtonos deben ser rosas. Mientras que a los amarillos les va mejor el oro.

Punto dos: Identifica los colores que te levantan   

Los cálidos (naranjas, amarillos, rojos) son ideales para las que tienen subtonos amarillos, mientras que los fríos (azules, violetas, rosas) son los que se ven mejor si tienes subtonos rosas.

Tengo la teoría de que existe un lipstick rojo para cada mujer, entonces, elegir el perfecto para ti será fácil: si tu subtono es cálido, te puede quedar muy bien un rojo naranjoso, pero si es frío, busca un rojo fresa o rojo azuloso.

Punto tres: Guíate con tu tono de piel  


Para que todo sea más simple, puedes escoger los colores que generalmente le van mejor a tu piel. Las de tez morenita casi siempre son neutrales. Es difícil que se equivoquen en su elección, ya que prácticamente todos los tonos de labial les quedan.

Para pieles claras, los colores muy vivos, rojos, fucsias o naranjas son lo mejor. También hay “nudes” que tienen algo de color y no se pierden. Para las de piel oscura o muy morenas lo mejor son los tonos ciruela, rojos intensos o morados.

El punto es que pruebes, hay excepciones a estas reglas, siempre puedes escoger uno que te guste sin importar el subtono. Pero, si no eres muy atrevida, estas reglas te servirán mucho.

Yo te espero en Rita y Punto con más tips para que encuentres el look ideal para ese día tan importante.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos