¡Todo en su lugar! Tips básicos para ordenar tu clóset

nupcias_closet_armario

Dale estilo y un orden único a este espacio tan fundamental. ¡Toma nota!

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

El clóset ha ido ganando terrero dentro de la casa. Y es que su jerarquía espacial es tan fundamental como su diseño y la forma que presenta.

Existen diversos estilos, al igual que los materiales que se utilizan para su construcción. Sin embargo, su diseño se debe ajustar a necesidades específicas de los usuarios, como la comodidad, especialidad y la iluminación natural del espacio.

Cada cosa a su lugar


Es fundamental que los armarios estén bien distribuidos, con el fin de que se pueda albergar cada una de las prendas y efectos personales en perfecto orden.

El clóset ideal debe contar con:


-Una zona alta para guardar maletas, bolsos o ropa de otra temporada.

-Un perchero especial para corbatas que puede colocarse en la puerta.

-Dos módulos con percheros extraíbles para colgar pantalones y faldas.

-Una zona de colgador con altura de al menos 160 cm para colocar vestidos largos y abrigos.

-Zapatero para él y ella en la parte inferior, a ser posible cerrado.

-Módulos de cajones para complementos y ropa interior.

-Estantes o módulos para playeras tanto para él como para ella.

 

¿Cuál es mi estilo?


Va a depender en la mayoría de las ocasiones del espacio con que dispones para ubicar tu clóset. Existen cuatro tipos: tradicional, empotrado, vestidor y armario vestidor.

El tradicional forma parte habitualmente del resto de los enseres del dormitorio, siendo sus acabados y decoración exactos al resto del mobiliario. Su principal desventaja es el espacio que ocupa, pese a que sigue siendo un elemento de gran utilidad.

El armario empotrado es eficaz en las habitaciones pequeñas o de mediano tamano. Se encuentran empotrados en un hueco destinado a tal efecto dentro de la misma habitación.

El vestidor es un armario 'a lo grande'. Se trata de una pequeña habitación anexa al dormitorio en la que se distribuyen una serie de modulos en los que se organiza la ropa.

Para disponer de un vestidor necesitas al menos 10 m2. Habitualmente se conciben como espacios abiertos a continuación del dormitorio, pero si lo consideras adecuado puedes cerrarlo mediante una puerta.

El armario vestidor es de amplias dimensiones, apreciables sobre todo en la profundidad del mismo. Te permite entrar dentro de él y su profundidad suele ser de una 160 cm. Ofrece más espacio que un armario tradicional sin llegar a las ventajas de un vestidor en toda regla.


Relacionado: 10 tips para decorar un departamento pequeño

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos