15 motivos para sonreír todos los días

Una sonrisa puede hacer la diferencia entre un día gris y uno grandioso.

Imprimir Enviar

Por: Murray Newlands

Todos sabemos lo importante que es sonreír todos los días. De hecho, incluso una sonrisa forzada puede tener un impacto positivo en el humor de una persona. Diversos estudios muestran que quienes sonríen tienen un ritmo cardiaco más bajo que quienes mantienen una expresión neutral.

No necesitas forzar una sonrisa para ponerte de buen humor. Hay cosas que puedes hacer para tener una sonrisa natural y mejorar tu calidad de vida. Aquí hay 15 tips que te ayudarán:


Comienza tu día en la naturaleza

Diversas investigaciones demuestran que la exposición al sol mejora el humor de una persona, así que considera tomar una taza de café en tu jardín o caminar a un parque cercano para dar una vuelta. En lugar de revisar tus correos en el celular, aprecia el escenario que se extiende frente a ti.


Ve al gimnasio

Ya sea que te despiertes media hora antes, tomes un descanso en la comida o vayas después de terminar tu día laboral, las endorfinas que liberas con el ejercicio pueden levantar tus ánimos. Si el gimnasio no es una posibilidad, toma las escaleras en lugar del elevador o camina en lugar de usar el coche.


Llámale a tu amiga “buena onda”

Todas tenemos una amiga que nos hace reír con sus ocurrencias. Llámale cuando necesites que te pongan de buen humor. ¡Una conversación de cinco minutos puede hacer toda la diferencia!


Haz algo bueno por ti misma

Muchas veces pasamos tiempo haciendo cosas para los demás y olvidamos hacer algo por nosotras. Haz algo por ti, como ir por tu café favorito o leer un libro que te guste en la comida.


Haz algo bueno por alguien más

Se cree que las personas que se proponen como voluntarias para causas benéficas son más felices que otras. Aunque no tengas tiempo de hacer trabajo de caridad, puedes mejorar las cosas si haces algo sencillo por los demás.


Cuenta tus bendiciones

Tal vez hayas escuchado este consejo antes: siéntate tranquilamente y escriba las cosas por las que estás agradecido. Tal vez no lo parezca, pero si te das cuenta de todo lo bueno que hay en tu vida, vas a sentirte más feliz.


Escucha música

Es un hecho comprobado que la música tiene una influencia enorme en nuestro estado de ánimo. Así que crea una playlist de tu música favorita y súbele el volumen.



¡Haz ejercicio! Una rutina física te ayudará a elevar los niveles de endorfinas.

Toma una ruta diferente 

En lugar de ir por el mismo camino todos los días, toma otras rutas. Tal vez te tardes un poco más, pero, créenos, al final valdrá la pena.


Come algo delicioso

Levántate más temprano y prepárate un rico desayuno, o prepara una rica cena para compartir en pareja. ¡La comida es uno de los placeres más grandes del ser humano!


Desconéctate de las redes sociales

Si lo primero que haces en las mañanas es revisar Facebook o Twitter, tu estado de ánimo se verá afectado. Las investigaciones demuestran que las personas que abusan de las redes sociales experimentan emociones negativas.


Mantente cerca las cosas que te hacen reír

Además de los recordatorios en el trabajo, pon cosas en tu escritorio que te hagan sonreír. Pueden ser fotos de tus seres queridos, dibujos que hicieron tus hijos o tarjetas de cumpleaños de amigos y parientes.


Ve videos divertidos

No es casualidad que los videos de animales y bebés sean tan populares. Guarda los que más te hagan reír y búscalos cuando necesites algo de ánimo.


Lee un libro

Nada podrá hacer volar tu mente más que un libro. Olvídate por el momento de las obras literarias deprimentes y busca uno que te haga sonreír


Platica con extraños

No te limites a convivir siempre en los mismos lugares con las mismas personas. Un “buenos días” en un elevador puede convertirse en una gran conversación.


Pasa tiempo con tus seres queridos

No importa qué tan ocupada estés: destina un rato del día a convivir con las personas que más aprecias.



 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos