11 tips para proteger tus fotos íntimas del robo virtual

¿Cómo evitar que tus fotos privadas terminen circulando en la red? Toma nota de estos tips

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Todas nos enteramos del escándalo: hace un par de meses, Jennifer Lawrence fue víctima del robo de varias imágenes íntimas que fueron difundidas en la red. La actriz había tomado estas fotos para enviarlas a su entonces novio, y las mantenía guardadas en su cuenta privada de iCloud.

En entrevista con Vanity Fair, la ganadora del Óscar expresó: "es mi cuerpo y difundir fotos íntimas debería ser mi elección. El hecho de que no sea mi elección es absolutamente repugnante”.

Desafortunadamente, Lawrence no ha sido la única en sufrir este tipo de acoso. Un sinfín de mujeres, unas famosas y otras no, han sido atacadas públicamente de esta manera, y su vida profesional y privada se ha visto severamente afectada.

Si bien es cierto que todas somos vulnerables al robo de nuestras fotos íntimas, también lo es que podemos poner en práctica algunos consejos sencillos para mejorar nuestra seguridad.

¿Cómo puedes evitar que tus fotos privadas terminen circulando en internet? Toma nota de estos tips.


Confía en el destinatario

Puede sonar obvio, pero es fundamental: ¿tienes la certeza de que la persona a quien le enviarás tu foto no hará un mal uso de ella? Si se pelean a cada rato, ha hecho cosas para vengarse de ti o simplemente no te da buena espina, no le envíes algo que podría comprometerte. Así de simple.


Desactiva la sincronización

Si tienes Smartphone, tómate un tiempo para revisar qué aplicaciones tienen acceso a tus fotos. Algunas, como Facebook, iCloud, Flickr, Google + o Dropbox, hacen copias automáticas en la nube. Aunque la nube es segura, es más fácil que alguien encuentre tus fotos si existe más de una copia de ellas. Para desactivar la sincronización, ve a los ajustes del teléfono y desactiva la sincronización de fotos.


Usa una cámara

Si quieres reducir el riesgo de que tus fotos se expongan a gente malintencionada, emplear una cámara fotográfica en lugar de tu Smartphone es una buena idea. Elige una cámara que no tenga conexiones a internet. Así, a la antigüita.


No te confíes de Snapchat

Existen algunas aplicaciones como Snapchat, Glimpse, Wickr o Coverme que impiden que una imagen recibida por el chat sea guardada en el celular. En teoría, quien la recibe sólo puede verla durante un par de segundos, pues después desaparece. Suena perfecto, ¿verdad? Sin embargo, no te confíes: cualquier persona puede guardar tu foto con sólo dar un pantallazo.


Piensa en una contraseña difícil de descifrar

Los ataques más comunes no tienen ninguna ciencia oculta: con mucha frecuencia, los hackers descifran las contraseñas basándose en datos personales que recaban en nuestros perfiles de redes sociales. Por eso, no está de más que te tomes unos momentos para crear una clave compleja. Por favor, ¡olvídate de poner tu fecha de nacimiento o la de tu pareja! Deberá contener al menos ocho dígitos, mayúsculas y minúsculas, símbolos, letras y números. Usa una contraseña diferente para cada servicio.

¿Estás segura de que quieres que se vea tu cara en la foto? Piénsalo dos veces.

Evita que se te vea el rostro

Si quieres proteger aún más tu identidad, evita que salga tu rostro en la imagen. Puedes también descargar una app que te permita difuminar tus facciones. O, simplemente, recortar la foto. Finalmente, lo que más quieres mostrar no está por encima del cuello, ¿o sí?


Desactiva la localización GPS

Entra a los ajustes de privacidad de tu Smartphone y desactiva la opción de localización GPS automática. Así, nadie podrá saber dónde te encontrabas al momento de enviar la foto. Existen aplicaciones como Image Privacy que te permiten mandar fotos de manera anónima, pues desactivan la geolocalización y otros datos que podrían rastrearte.


Envía la imagen por zip

Una manera muy segura de mandar archivos es por medio de carpetas comprimidas (las famosas con terminación .zip). Para abrirlos, el destinatario debe usar una contraseña. Puedes descargar una app que te permita comprimir archivos desde el celular, sólo que la otra persona también necesitará descargarla para poder ver la imagen. Una de estas apps es iZip.


Borra la foto de tu celular

Después de enviar la foto, bórrala de tu celular. Si estás empeñada en guardarla, hazlo en una carpeta secreta que crees en tu computadora, y a la cual se pueda acceder únicamente con contraseña. Otra opción es guardar tus fotos en una memoria USB y mantenerla en un lugar secreto.


Bloquea la pantalla

Por nada del mundo dejes desbloqueado tu celular, ni siquiera por un segundo. Activa el bloqueo automático y no compartas tu clave con nadie, además de cambiarla cada dos semanas. Los Smartphones más modernos piden tu huella digital para desbloquear la pantalla.


Borra los datos a distancia si te roban el celular

0Si pierdes tu celular o te lo roban, intenta localizarlo a través de Find My iPhone (iOS) o Google Play (Android). Estas apps también permiten borrar la memoria de tu aparato de manera remota.


Relacionado: “El vestido” protagoniza campaña contra violencia doméstica

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos