10 preguntas que debes hacerte antes de casarte

Asegúrate de responder estas preguntas antes de dar el gran paso hacia el altar.

Imprimir Enviar

Por: Melissa Lara

Los días pasan y la gran fecha se acerca cada vez más, pero tu mente aún genera ciertas dudas con respecto al matrimonio. Para empezar, ¡no te preocupes! Sentir inseguridad ante un acontecimiento tan importante es normal. Sin embargo, nunca está de más pensar en todo lo que implica decir “sí, acepto”. Para que llegues al altar más que preparada, te contamos cuáles son las 10 preguntas que debes hacerte (y responderte) antes de la boda. ¿Lista para la prueba de fuego?


¿Lo quiero tal como es?

Es muy fácil irse con la finta del enamoramiento, pero si hay algo que caracteriza al verdadero amor es la libertad y la tolerancia. Si ya conoces sus mañas más desquiciantes y aprendiste a vivir con ellas, entonces vas por buen camino.


¿Soy feliz con y sin él?

Seguro lo extrañas cuando están alejados, pero ¿eres capaz de sentirte plena sin él? Evalúa si estás en una relación sana o si has establecido un vínculo codependiente, y si de ser así, ¡ten cuidado! Es importante que ambos disfruten la cercanía, pero igual de importante es que sepan valorar los momentos que están separados.


¿Se lleva bien con mi familia?

Si es así, ¡qué mejor! Quieras o no, la relación que tu pareja lleve con tus padres y hermanos influirá enormemente en su vida matrimonial. Si es descortés con tu mamá, habla mal de tu hermana y se la pasa criticando a tu papá, piensa dos veces si quieres que él sea el hombre con el que vas empezar una nueva familia.


¿Está ahí siempre que lo necesito?

Poder contar con alguien “en las buenas y en las malas” es una de las más grandes dichas que trae el matrimonio. Si sabes que puedes compartir con él momentos felices pero también situaciones difíciles, ¡felicidades! Tu relación tiene mucho futuro.


¿Le tengo confianza?

Se dice fácil, pero tener confianza plena en alguien es cada vez más complicado. Si te sientes tranquila cada vez que está lejos, confías en lo que te dice y no sientes la necesidad de revisar su celular en busca de “pruebas de su infidelidad”, estás del otro lado.


¿Me incita a crecer?

Hay personas ultra posesivas que ven el crecimiento de su pareja como una amenaza. Piensa si tu prometido te alienta a que crezcas profesional y personalmente, a que te prepares y consigas todo lo que te propongas.


¿Podemos hablar de cualquier cosa?

Pregúntate si puedes compartir con él cualquier tema que te preocupe, interese o incomode, o si, por el contrario, existen tabúes en su relación. La confianza y el respeto deben estar presentes en cada una de sus conversaciones.


¿Me hace reír?

Parece tonto, pero no hay nada como un compañero con un gran sentido del humor. Si en cualquier situación él es capaz de arrancarte una gran sonrisa (o carcajada), te esperan años de muchísima alegría a su lado.


¿Estamos listos para abrirnos nuevos caminos?

Es importante platicar sobre sus planes, tanto a mediano como a largo plazo, las direcciones que planean tomar en sus vidas y ver si éstas coinciden. ¡El secreto está en que crezcan juntos!


¿Tenemos una buena vida sexual?

Admitámoslo, la atracción física es fundamental en una relación de pareja. Si tienen buena química, están dispuestos a experimentar bajo las sábanas y a hablar abiertamente sobre sus inquietudes, entonces vas por buen camino.


¿Contestaste que sí a todas las preguntas?

¡Felicidades! Definitivamente estás en una relación que, si la trabajas todos los días, durará para siempre. Disfruta tu boda y esta etapa que está a punto de comenzar.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos