10 películas que NO deberías ver con tu pareja

peliculas que no debes ver en pareja

Evita estos filmes en una cita romántica si no quieres que termine en un desastre.

Imprimir Enviar

Por: Paulina Santibáñez

Acurrucarse frente a la televisión con palomitas, una cobija de franela y la luz baja suena como una excelente idea para una cita romántica. Pero, si escogen una película poco propicia para el coqueteo, su noche podría verse completamente arruinada. Así que toma nota y por nada del mundo se te ocurra ver estas películas con el chico que te trae loca:


La vida de Adèle, de Abdellatif Kechiche (2013)


Nadie duda de la calidad de esta multipremiada pieza cinematográfica. Pero ver con tu pareja escenas interminables de sexo lésbico podría no ser muy buena idea… A menos de que, claro, ambos tengan la mente muy abierta. Mejor vela con tus amigas. 


Don Jon, de Joseph Gordon-Levitt (2013)


Éste es un filme muy entretenido que sin duda debes ver. Sin embargo, la temática no es muy apta para romancear: se trata de un tipo obsesionado con el porno e imposibilitado de establecer vínculos afectivos en la vida real. ¿Que si hay escenas incómodas? Muchas. 


Shame, de Steve Mc Queen (2011)


Esta es otra de esas películas incómodas: narra la historia de un hombre treintón adicto al sexo, que busca encuentros íntimos a como dé lugar. No, nada romántico. Aunque la historia da un giro de 360 grados y tiene un final lindo, su desarrollo será una pesadilla para las parejas que quieren ponerse cariñosas.


Evil Dead, de Federico Álvarez (2013)


Ver una película de terror con tu amorcito puede sonar como una buena idea. Pero más que de miedo, este remake de un filme de culto es una película gore, ¡muy gore! Así que evita verla en pareja… a menos de que ver sangre y tripas sea para ti algo muy romántico. 


Durmiendo con el enemigo, de Joseph Ruben (1991) 


¿Decidieron hacer un maratón de filmes clásicos? Por el bien de su relación, absténganse de ver éste. Es la historia de un matrimonio que aparenta ser perfecto, aunque en realidad él es violento, abusivo y controlador con su esposa. Ella finge su muerte para escapar de él, pero él pronto la encuentra… Vean otra cosa si no quieren terminar durmiendo en camas separadas


12 años de esclavitud, de Steve McQueen (2013)


Esta película es un must si eres amante del cine. Pero, por favor, ¡no la veas con un enamorado! (mucho menos si se trata de la primera cita). Es una historia dramática, de ésas que te hacen querer cortarte las venas, y además, larguísima. ¿En serio quieren terminar deprimidos y decepcionados de la humanidad?


Infidelidad, de Adrian Lyne (2002) 


Por el título de la película, suponemos que sabes de qué va la historia. El matrimonio (¿perfecto?) de Constance y Edward se pone en grave peligro cuando ella comienza a ser infiel con un joven francés, que por cierto está de muy buen ver. Conforme avanza la historia, la cosa se pone bastante dramática. Sin duda, ésta es la película del desamor por excelencia


Rápido y furioso, de Rob Cohen (2001)


Mujeres en minishorts, coches a toda velocidad, hombres que se sienten machos por apretar el acelerador… Seguramente esto a los chicos les encanta, pero para nosotras nada podría matar más el deseo. Un rotundo "no".


Chicas pesadas, de Mark Waters (2004)


Sí, este filme es un clásico… para ver con tus amigas. Difícilmente un hombre pensará que una chick flick (corregimos: la reina de todas las chick flicks) es romántica. Buena idea si quieren pasar el rato, muy mala idea si quieren un pretexto para intimar. 


Magic Mike, de Steven Soderbergh (2012)



Ya sabes cómo son los hombres: sienten que ver a otro hombre sin ropa atenta contra su masculinidad. Así que, aunque la historia sea entretenida, quizá no sea tan buena idea que vean cómo strippers musculosos se contonean en un club nudista. ¡Se trata de elevar su autoestima, no lo contrario!

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos