10 momentos en los que soñaste con casarte

Suena con casarse

Y ahora, está sucediendo.

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

Dicen que todas las mujeres sueñan desde niñas con su boda. Mientras que para muchas esto puede resultar cierto, para otras tantas esto no podría estar más alejado de la realidad. Pero lo cierto es que durante muchos momentos de tu vida has fantaseado, aunque sea por un instante, con el gran día.


1. Cuando jugabas con tus barbies


Barbie
es la única mujer que puede desempeñarse en cualquier oficio que elija, y la única razón por la que necesitabas a un Ken entre tus pertenencias era para que se pudiera casar y formar una familia. Desde pequeña te proyectabas y sabías que al igual que Barbie, crecerías para ser una mujer exitosa y encontrar al hombre de tu vida.


2. Cuando te casabas en la kermesse


Sí, sí, los niños solo lo hacen para divertirse, pero cuando el niño que te gustaba te lo pedía, todo cambiaba. Ese escritorio de salón convertido en registro civil se transformaba en un verdadero altar, aquel velo de tul y el sombrero de unicel se sentían como auténticos ajuares nupciales. Automáticamente te imaginabas a ti muchos años más tarde haciéndolo de verdad. 


3. La primera vez que te enamoraste


La primera vez que te enamoras crees que ese romance durará para siempre. Empiezas a imaginar un futuro a su lado y entre esas proyecciones, está la boda. En tu cabeza todo tenía sentido, porque lo amabas de con locura y aunque luego se separaron, te quedó la certeza de que algún día llegaría alguien que te haría perder la cabeza de nuevo y fuera el indicado. 


4. Con la boda de Kate y William


Si cuando eras niña las princesas Disney te hacían fantasear con tener a tu príncipe azul, cuando Kate Middleton encontró al suyo de carne y hueso, volviste a soñar. Todo era tan perfecto que no podías hacer otra cosa más que imaginar cómo sería tu gran día (quizás con menos caballos y pamelas).


5. Cuando viste a una pareja de viejitos felices


En estos tiempos en los que los divorcios son tan frecuentes, nos sorprendemos al encontrar a una pareja que ha logrado superar los obstáculos del tiempo y del matrimonio y es entonces cuando te dices a ti misma "yo quiero eso, puedo lograrlo y lo voy a hacer, cuando me case será para siempre".


6. Cuando la primera de tus amigas se casó


Es ese momento cuando comienza el efecto dominó y sabes que una a una tus amigas empezarán a casarse, hasta que legue tu turno. Eventualmente serás tú la razón por la que todas estén reunidas y empiezas a visualizarlo.


7. Cuando ves tu chick flick favortia


La razón por la que podemos identificarnos con las películas es debido a las neuronas espejo que nos permiten ponernos en los zapatos de los personajes. Así es como a través de ellos vivimos historias de amor épicas y en nuestra imaginación construimos las propias que por lo regular terminan en boda...


8. Cuando abriste Pinterest


Por todas las mañanas, tardes y noches que pasaste viendo cosas hermosas en Pinterest y preguntándote cuándo te llegaría el momento de ejecutar todas esas ideas. Gracias a esta red social soñaste con una boda vintage, con una industrial, en la playa, en un lago y hasta con un enlace campirano.


9. Cuando veías vestidos de novia


Sin estar segura de en qué momento pasó, comenzaste a seguir cuentas de Instagram con vestidos de novia de impacto. Cada que veías a una mujer enfundado en uno, ya no te preguntabas simplemente si te gustaba o no, sino si te veías a ti misma usándolo o no. Sabías que llegaría el momento en el que te tocaría a ti elegir el tuyo.


10. Cuando te diste cuenta que las cosas iban en serio


De pronto todas esas bromas por parte de los amigos de "para cuándo la boda" dejaron de sonar descabelladas. Las pláticas a futuro comenzaron a ponerse serias y así sin más supiste que cualquier cena romántica, viaje o sorpresa se podría convertir en el momento en el que te entregara el anillo. Empezaste a tener el manicure perfecto para cada ocasión sólo por si acaso y ahora finalmente ha sucedido.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos