10 experiencias en México para vivir en pareja

Experiencias en México

Nuestro país ofrece varios escenarios ideales para tener un viaje lleno de romanticismo.

Imprimir Enviar

Por: Belén Gómez

¿Cansados de la rutina y en busca de experiencias nuevas? México cuenta con parajes ideales para vivir escapadas y momentos inolvidables. No importa si son amantes de la aventura, la cultura o la gastronomía, ¡hay opciones para todos! Te compartimos algunas ideas para disfrutar en pareja, ya sea para su luna de miel o una escapada de fin de semana:

Conozcan un paisaje nevado

Frío, ropa abrigada, café de olla y paisajes como salidos de cuento, ¿hay algo más romántico? En el centro de México, entre los meses de noviembre y febrero, es posible visitar parajes cubiertos de nieve donde podrán pasear y tomarse fotos increíbles. Uno de ellos es el Nevado de Toluca, ubicado cerca de la capital mexiquense. A esta área natural protegida puede accederse en coche; sólo tienes que ascender una parte del volcán para llegar al cráter y observar su mayor tesoro: las lagunas del Sol y la Luna.

Otra opción es el Paso de Cortés y el Parque Nacional Izta-Popo, en el camino hacia la ciudad de Puebla. En estos lugares son observables las cimas de "la mujer dormida" y de la "montaña que humea", así como el Pico de Orizaba (en Veracruz) y La Malinche (en Tlaxcala). Aquí pueden practicar senderismo y ciclismo de montaña, además de disfrutar de un excelente día de campo.

Naden en un cenote

Estos cuerpos de agua dulce son relajantes, renovadores y muy románticos. Considerados por los antiguos mayas como sagrados, los hay cubiertos, al aire libre y de aguas frescas y tibias de distintas tonalidades.

En Yucatán, en los alrededores del Pueblo Mágico de Valladolid, se encuentran varios de ellos. Algunos que pueden explorar son el Cenote Zaci (dentro de Valladolid), el de Dzitnup con aguas de color turquesa y techos cubiertos de estalactitas, el Cenote Suytún, el Yokdzonot, donde pueden practicar rappel, esnórquel y buceo, y el Cenote Maya.

Vuelen en globo aerostático

Desde las alturas, a bordo de este original medio de transporte, podrán admirar valles, barrancas, una bahía e incluso antiguas pirámides. Pueden hacerlo en Huasca de Ocampo, Hidalgo, para ver los Prismas Basálticos y los paisajes del Corredor de la Montaña; en Acapulco, con vistas a la magnífica bahía; en Tequisquiapan, Querétaro, donde observarán los valles de este Pueblo Mágico y el cercano Cadereyta; y en Teotihuacán (Estado de México), para tener una estampa única de las pirámides del Sol y de la Luna a más de 500 metros de altura. Lo mejor es que pueden subirse solos.

Recorran las calles de Guanajuato

Esta Ciudad Patrimonio es probablemente la más romántica de México. Sus callejones empinados y llenos de leyendas son perfectos para caminar, reír y enamorarse. Guanajuato está lleno de rincones interesantes como la Alhóndiga de Granaditas, el Museo de las Momias y el mirador del Pípila (¡el mejor sitio para tomarse fotos!). Pero su encanto está en las historias y en la intimidad que lo rodean; en sus oscuros túneles y espectáculos al aire libre.

En su visita sean parte de las “callejoneadas” donde alegres estudiantinas recorren las calles cantando y narrando leyendas como la del famoso Callejón del Beso. Aquí no dejen de besarse en el escalón que les indiquen, pues esto es augurio de que su amor vivirá por siempre.

Escápense a una playa solitaria

Imagínense nadando y tomando el sol en una playa casi exclusiva para ustedes dos. En México hay varios escenarios de arena y mar donde pueden convertir esta fantasía en realidad. Uno de ellos es Bahía Cacaluta, en Oaxaca, donde no hay servicios cerca: sólo gaviotas, patos y una laguna encantadora.

Otra es Akumal, en Quintana Roo, en la que sobresale una bahía donde convergen cuevas y ríos subterráneos. En Nayarit está Chacala, llena de aves y donde podrán caminar entre la selva y surfear. Si buscan noches claras llenas de estrellas, entonces escápense a Michigan, en Guerrero; pero si lo que quieren son románticos bungalows, hospédense en La Ticla, en Michoacán. Y una de nuestras favoritas: Playa Peña Hermosa, en Veracruz, cuyo atractivo son los largos paseos a caballo.


Visiten los santuarios de la Mariposa Monarca

¿Les gustaría estar rodeados de altos árboles y escuchando sólo el suave revoloteo de miles de mariposas? Durante los meses de noviembre a marzo no pueden perderse del espectáculo de las Mariposas Monarca en el Estado de México y Michoacán. Son cinco los santuarios en los que se puede admirar este fenómeno migratorio natural: Sierra Chincua y El Rosario (en Michoacán) y La Mesa, Piedra Herrada y Ejido El Capulín (en el Edomex). Los recorridos pueden realizarlos a pie o a lomo de caballo.

Hospédense en una hacienda-hotel

Una amplia cama con cortinas, un baño de ensueño y completo silencio: el sueño de cualquier pareja. A lo largo de toda la República hay varios hoteles que cumplen con estas características y que invitan a enamorarse “como en épocas pasadas”.

Cercanas a la Ciudad de México están la Ex Hacienda de Chautla, en Puebla, la Ex Hacienda de San Miguel Regla y la Ex Hacienda de Santa María Regla, en Hidalgo, y la Hacienda de Cortés, en Morelos.

Uno de los mejores lugares para vivir esta experiencia es Mérida, en Yucatán, repleta de ex haciendas de henequén y rodeada de cenotes. Algunas opciones son: Temozón Sur, cerca de Uxmal, Santa Rosa de Lima y San José Chul. En Oaxaca está Los Laureles, considerada hotel boutique; y en Jalisco, la Hacienda La Magdalena.


Admiren a la ballena gris

Cada año, durante el invierno, cientos de estos cetáceos hacen de las costas mexicanas su hogar. Este espectáculo, admirable en los estados de Baja California Sur y Nayarit, es sorprendente y está dotado de una belleza única. Algunos de los puntos a los que pueden acceder para el avistamiento son: las lagunas de la Reserva de la Biósfera del Vizcaíno (BCS), Los Cabos (BCS) con excelente infraestructura turística, La Paz (BCS) con su aire pueblerino, Sayulita (Nayarit) con playas paradisíacas y Rincón de Guayabitos (Nayarit) donde además de admirar ballenas podrán practicar buceo y explorar corales.

Paseen por los viñedos

Vino y exquisitos quesos son el mejor plan para las parejas que aman la buena comida y los productos gourmet. Uno de los destinos predilectos de estos turistas es el Valle de Guadalupe, en Baja California. Esta zona, cercana a Ensenada, está dotada de hermosos paisajes y magníficas cavas como las de L.A. Cetto, Vena Cava y Casa de Piedra. Además, en esta región del país la comida es deliciosa (fusión entre mariscos, ingredientes locales y varios estilos de cocina internacional).

Si viven en el centro del país y quieren una escapada de pocos días visiten los viñedos ubicados en los alrededores del Pueblo Mágico de Tequisquiapan, en Querétaro: Freixenet y La Redonda. Además, a unos cuantos kilómetros se hallan queserías de renombre.

Atraviesen las Barrancas del Cobre a bordo de El Chepe

El imponente paisaje de la Sierra Tarahumara se disfruta el doble en los compartimentos del tren Chihuahua Pacífico, conocido como “Chepe”. En su viaje, que inicia en Los Mochis (Sinaloa) y termina en Chihuahua (o viceversa) se tocan ocho estaciones, entre ellos los Pueblos Mágicos de El Fuerte y Creel. Otros sitios que valen la pena visitar son la Misión de San Ignacio de Arareco donde viven rarámuris que conservan sus tradiciones; el lago de Arareco, los valles de los Hongos y de las Ranas, y las barrancas de Urique.

Nota: Dependiendo de la temporada, el paisaje que ofrece esta región puede pintarse de verde en verano o de nieve (con temperaturas cercanas a 0º) durante el invierno.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos