10 errores de etiqueta al planear tu boda

Lo que no debes hacer mientras planeas tu gran día

Imprimir Enviar

Por: María José Rubio Álvarez

Cuando estamos planeando nuestra boda, es muy común perder la cabeza por la felicidad y la emoción que nos conquista. Sin embargo, hay algunos detalles que no podemos perder de vista durante la planeación, en el gran día o, incluso, cuando haya finalizado. 

Hay algunas reglas que, a pesar de que se nos olviden o pasen desapercibidas, son esenciales para lograr la boda perfecta. Entonces, para que tengas presentes estos errores y no los cometas, te presentamos una lista de las cosas que no debes hacer al organizar tu boda.

1. No anuncien su compromiso sin antes hablarle a los familiares más cercanos.

La tradición de que el novio pida la mano de su hija al suegro ha caído en desuso, sin embargo, nuestros familiares y amigos más cercanos tienen el derecho de saber antes que nadie. No existe un orden predeterminado, pero te recomendamos empezar por tus y sus papás, abuelos y hermanos. Después, ya será decisión suya cómo anunciar públicamente el compromiso. 

donts_boda


Foto: @nycoletalina

2. No elijan solo cosas caras en su mesa de regalos

Cuando se trata de escoger qué poner en la mesa de regalos, las decisiones pueden ser muy difíciles. Sabemos que es una muy buena oportunidad para recibir exactamente lo que quieren, pero a veces hay que tener cuidado con los precios. La mejor recomendación es que tengan un rango de precios extenso, así todos pueden regalarles algo que puedan. Tanto ustedes como los invitados van a estar más tranquilos; finalmente el mejor regalo es la celebración de tu boda


donts_boda


Foto: Jess Wes

3. No hagas esperar mucho a tus invitados entre la ceremonia y la recepción 

En caso de que la ceremonia y la recepción sean en locaciones distintas, traten de minimizar el tiempo de espera entre ambas. Si los invitados tienen mucho tiempo de por medio podrían aburrirse o morir de hambre. Seguro que no quieren que ninguna de las dos suceda a riesgo de que terminen yéndose a algún bar o restaurante cercano. En caso de que el largo tiempo entre ambos eventos sea inevitable, procuren mantener a todos entretenidos y ocupados con algunas actividades, bebidas y pequeños canapés

donts_boda


Foto: Brian Hatton

4. No invites a tu despedida de soltera a alguien que no esté invitada a la boda

Sería muy grosero de tu parte si invitaras a alguien a la despedida de soltera, esperando recibir un regalo, pero que no le dieras la oportunidad de festejar contigo tu gran día. Las despedidas de soltera son con las amigas y familiares más queridas y cercanas de la novia, por lo que todas las asitentes deberían figurar en la lista de invitados. 

donts_boda


Foto: Paige Newton

5. No economices demasiado en los regalos de agradecimiento

Honestamente, el mejor regalo que les pueden dar a sus damas y padrinos es una increíble fiesta de recepción, sin estrés y con puro goce. Sin embargo, deberían considerar el tiempo y probablemente, el dinero que ellos también han invertido para tu boda. Algunos gastaron más de lo que crees entre regalos, preparación, boletos de avión y vestidos. Obviamente, aunque no se compara con el tiempo y dinero que han invertido ustedes, será un muy buen gesto que les regalen algo lindo, de buena calidad y que vayan a disfrutar. 

donts_boda


Foto: Alex M Photography

6. No hagas que los invitados paguen por sus bebidas 

Las bebidas en una boda suelen ser de las cosas más costosas de todo el evento, por eso, es comprensible que no todas las parejas puedan costear barra abierta durante todo el evento. Sin embargo, hay formas de evitarlo sin tener que cobrarles a los invitados o pedirles que lleven sus propios drinks. Por ejemplo, pueden optar por un plazo de tiempo determinado de barra libre, incluyendo todo tipo de alcoholes y una vez que termine, servir sólo vino y cerveza. Otra opción es ofrecer una selección de cocteles o bebidas que vayan con su boda y no servir nada más


donts_boda


Foto: Lauren Brooks

7. No olviden darles de comer a sus proveedores

Lo último que quieres en tu boda es un staff cansado y sin energía. Si por ejemplo, el DJ o el grupo no comen, probablemente tengan un desempeño más bajo, o si el fotógrafo o camarógrafo tienen hambre, querrán encontrar comida y no estarán tan concentrados en su trabajo. Considera sus comidas en tu presupuesto y no se las cobres, así como un lugar callado y privado para que ellos puedan comer con tranquilidad y tampoco interrumpan la fiesta. 

donts_boda


Foto: Gold Hat Photography

8. No dejen de saludar y agradecer a todos personalmente

Hoy en día los novios han cambiado la tradición de saludar a todos en línea después de la ceremonia, por un paseo de mesa en mesa para agradecerles a todos los invitados. Sabemos que puede ser un poco cansado, en especial si es una boda grande, pero vale la pena decirles unas lindas palabras a tus amigos y familiares. Planea con tu organizadora y pareja no quedarse mucho tiempo en cada mesa y mantenerse en movimiento, así les tomará menos tiempo del que creen. 


donts_boda


Foto: Lauren Apel Photography

9. No esperen un año para mandar tarjetas de agradecimiento

La tradición dice que tienes un año para mandarlas, pero en realidad no deberían de pasar más de dos meses. Aquellas personas que les dieron regalo en cualquiera de los festejos deberían recibirlas al rededor de 2 o 3 semanas después de que recibas sus regalos. 


donts_boda


Foto: Free People


10. No te dejes presionar por otras bodas

Esto suele ocurrirle a las novias que durante la planeación de su boda, tienen más de otras de amigas. No te dejes llevar por sus ideas, su presupuesto y cualquier otro elemento que te haya gustado y tú hayas planeado diferente. Tus amigas hicieron la boda de SUS sueños y tú deberías de hacer lo propio por la tuya. En tu gran día deberías de satisfacer tus gustos y los de tu pareja, así como apegarse a su presupuesto. 

donts_boda


Foto: Camille Marciano

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos