10 cosas por las que te puedes estresar más adelante

Novia relajada

No todo lo que nos preocupa nos debe angustiar de inmediato

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

Uno de los primeros sentimientos de una futura novia cuando recibe el anillo es el de querer comerse el mundo a puños, entrar de golpe en el mundo nupcial y querer ver cada aspecto de su boda desde el primer minuto. Más tarde, cuando descubren lo grande que es la labor de planear una boda, tanta información y decisiones por tomar resultan abrumadoras. Calma, que hay detalles sobre tu gran día que pueden esperar.  


1. Comprar tu vestido... puede esperar


Esta es una de las partes más emocionantes de ser novia, ¿quién no ama ir de compras? y más cuando se trata del vestido de ensueño con el que llegarás hasta el altar. Pero hay otrs decisiones que deben ir antes como la fecha, la hora y el lugar de la boda. Si bien sí es muy importante buscar el vestido con más de 6 meses de anticipación, no es lo primero por lo que debes agobiarte. 


2. Escoger a tus damas... puede esperar


Otra de las primeras cosas que pasará por tu cabeza después de recibir el anillo es la lista de amigas que conformará tu cortejo nupcial. Pero antes de angustiarte por cómo decirle a esa prima que no será parte de tus damas de honor, habrás de resolver más tareas, así que deja ese tema para más cercana la boda. 


3. Planear tu luna de miel... puede esperar 


Entendemos que a algunas novias les puede emocionar más el gran viaje que la fiesta, pero antes de comenzar a crear rutas e itinerarios del destino soñado, debes esclarecer lo relacionado a tu boda. Hasta que esta empiece a tener forma es momento de arrancar con los preparativos de la luna de miel.


4. El papeleo (civil y religioso)... puede esperar


Esto no significa que lo dejes a último momento, pero sí que este paso pertenece a la fase final de organización de la boda.


5. La selección de flores... puede esperar


Puedes ir pensando en el concepto de tu boda, en una idea general de cómo deseas la decoración, pero la selección final se hace hasta unas semanas antes de la mano de tu florista quien te recomendará cuáles serán mejores según la temporada y tus necesidades.


6. Escoger la canción del primer baile... puede esperar


No te rompas la cabeza desde el minuto uno pensando en qué canción bailar con tu pareja. Es una decisión que pueden dejar incluso para una semana antes de la boda.


7. Decidir a quién dejar fuera... puede esperar


Afortunadamente, esta es una responsabilidad compartida en la que ambos tendrán que sentarse y hacer la lista de invitados en conjunto. Será difícil decidir quién no será requerido, en especial si buscan tener algo íntimo. Pero si acabas de recibir el anillo, no te preocupes que la lista, puede esperar.


8. Elegir los accesorios que usarás... puede esperar


¿Qué será tu algo azul, algo prestado y algo viejo? ¿Diamantes o rubís? ¿Qué collar usar? Todo eso puede y debe esperar. No tomes decisiones de complementos hasta tener tu vestido.


9. Pensar en la comida... puede esperar


Selecciona a tu banquetero con anticipación, por el banquete te puedes preocupar después. No te agobies desde un principio preguntándote si debes servir carne o pescado, esas preocupaciones llegarán a su tiempo.


10. Todos los detallitos... pueden esperar


Los recuerditos, las canastas de los baños, las luces de bengala y demás son cosas que deberás dejar para el final. Si acabas de recibir el anillo, preocúpate por anunciarlo, disfrutarlo y ponerle fecha a la boda.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos